Athlético le hizo precio a River

Triunfo ajustado del Paranaense sobre River Plate en Curitiba que bien pudo haber sido por un mejor marcador. Marco Ruben anotó el único gol del juego de la Recopa por la ida. Milton Casco fue expulsado gracias al VAR.

El encuentro que reúne a los campeones de la Copa Libertadores y Copa Sudamericana en partidos de ida y vuelta, ya tuvo su primer capítulo.

Ahtlético Paranaense recibió en la Arena da Baixada de Curitiba al equipo de River Plate en lo que prometía ser un gran partido y que finalmente no decepcionaron para nada.

En una cancha de césped sintético el conjunto rojinegro recibió a los porteños y les hizo sentir el rigor de un fútbol rápido y diferente.

Desde el vamos y aprovechando la cancha recién regada el Lucho González avisaba con un tremendo remate que obligaba a Franco Armani, que ni caliente estaba, a sacar la pelota. Iban apenas diez segundos de juego.

Enchufado a 1000 voltios el conjunto atleticano volvió a insistir al minuto de juego nuevamente por medio del argentino, que de cabeza casi puso el primero.

River tuvo que reaccionar rápido y su primera llegada el Nico De la Cruz pagó con la misma moneda y sacó un remate desde el vértice del área grande que el arquero Santos no pudo atrapar en primera instancia, pero antes de que Suárez se percate la atrapó.

Incomodaba mucho el Athlético. Tenía muchos jugadores en campo millonario y demasiados hombres en el ataque, entonces allí Franco Armani debió sacar chapa y demostrar que es uno de los mejores arqueros del continente.

La batalla era cruel. River trataba de salir con el Nacho Fernández y la movilidad de Suárez por un lado y el Oso Pratto por el otro asociado al Nico de la Cruz, pero los rivales ya los tenían medidos y no los dejaban hacer nada.

Tanto insistió el Athlético que finalmente en el minuto 25 tras una jugada de Rony el argentino Marco Ruben puso el primer y a la postre único gol del juego.

River era inexpresivo y padecía a los locales que, antes del gol de Ruben, tuvieron una muy clara por medio de Nikâo. El atacante quedó mano a mano con Armani y el ex Atlético Nacional le cerró tan bien el ángulo que lo obligó a abrirse mucho.

El Lucho González era tremendamente movedizo en el medio y llevaba a su equipo a buscar más y más. El ex River de 38 años de edad hizo pesar su experiencia y calidad. Corría que parecía un pibe que está recién comenzando su carrera profesional.

River se mostraba desdibujado. Mayada no la pasaba bien y Enzo Pérez no trascendía. Lucas Pratto pasó a ser hombre de área y tiraba todo su peso tratando de robar marcas.

Los millonarios estaban quebrados como equipo, no emocionalmente. Milton Casco, desde su sector aportaba y lograban llegar al área rival, pero nunca más pudieron sacar un remate, salvo el que probó De la Cruz.

Marco Ruben era asistido por el Lucho González y Rony, mientras que Nikâo iba contra la banda y desde allí buscaba penetrar y sacar centros.

Palacios arrancó bien pero se fue diluyendo poco a poco y debió ser sacado del campo, al igual que el uruguayo Mayada, por Angileri primero y luego Bruno Zuculini, respectivamente.

Un rato de lucidez tuvo este River ante un Athlético que los volvía locos cada vez que llegaba al área. Armani respondió más que bien; Renán Lody lo puso a prueba.

Contraataques esporádicos de River una clara de Matías Suárez para De la Cruz, pero antes un defensor atleticano la desvió y el charrúa no pudo concretar.

River tuvo momentos de asedio pero era ruido nada más. Athlético en cambio bregaba mucho, pero no ligaba.

En el minuto 81 el referí Wilmar Roldán fue llamado por el VAR. Analizó el video y vio que el zaguero millonario Milton Casco le propinó un golpe a un futbolista del furacâo e inmediatamente lo expulsó.

Marco Ruben tuvo otra oportunidad pero no pasó nada. River respiró aliviado tras el pitazo final.

La revancha se jugará en el Monumental la semana venidera. River tiene que ganar por dos goles para ser campeón, en caso de ser por uno: Penales.

@lostribuneros