RIVER PLATE SE LLEVÓ DE ATRÁS EL CLÁSICO EN CÓRDOBA

66-trezeguet_river

River ganó el superclásico jugado en Córdoba, de atrás y con goles extranjeros; el uruguayo Mora igualó y el francés Trezeguet lo dio vuelta. Para el equipo de la ribera había marcado Erbiti y el propio jugador erró un gol en un mano a mano. Los millonarios se llevan su segundo partido del verano.

Boca y River se pusieron al día con sus respectivas hinchadas, tras el triste espectáculo de Mendoza, hace unos días, y en un primer tiempo para el infarto se fueron 1-1 en el Mario Kempes de Córdoba.

El fútbol estuvo presente y los dos clubes más populares del fútbol argentino deleitaron al hincha; pierna fuerte pero leal, nerviosismo y muchas ganas de llevarse la victoria.

La etapa inicial se dividió en momentos para cada uno; primero mandó Boca, quien encontró el primer gol gracias a una jugada maestra del “Burrito” Martínez que se la sirvió a Silva para que defina pero el remate fue tan deficiente que Erviti lo aprovechó y metió el primer gol del partido.

River no entendía nada, y no entendía el porqué Boca estaba en ventaja. Se dejó estar y los de la ribera hicieron mella en los primeros 15’. Los millonarios, de a poco, fueron dominando el mediocampo y comenzaron a tirar pelotas cruzadas. Al principio buscaban al uruguayo Mora, pero descubrieron que Trezeguet estaba en el ataque, por lo tanto, lo buscaron.

Los de la banda perdían muchas pelotas fáciles en la mitad del campo, Boca intentaba por la izquierda y aprovechaba las subidas de Clemente.

River tenía a un Mora movedizo, valiente y con muchas agallas, por eso, el uruguayo puso el empate parcial a los 27’, y ese gol, fue estimulante para su equipo que durante 10’ tuvo en un arco a Boca.

La pelota no entraba y el fondo de Boca desesperaba, por fortuna para ellos, pudieron alejar a River de su zona. Cuando el tiempo reglamentario expiraba y se preparaban para ir al descanso, Walter Erviti quedó solo, recibió un balón y cara a cara con el guardavalla riverplatense pero a la hora de rematar, le tiró una masita.

El empate en el primer tiempo fue justo, ya que ambos jugaron a cara de perro.

El complemento arrancó chato, se jugaba mucho en la mitad de la cancha y no pasaba mucho. Paredes dejó de gravitar en el mediocampo y el “Burrito” Martínez fue, directamente, borrado del partido.

Ribair Rodríguez entró en el segundo tiempo, la primera pelota que tocó dejó habilitado a Silva pero un excelente González Pírez la sacó al córner. De contra, el uruguayo Mora tuvo la oportunidad de aumentar de cabeza.

A los 34’ el francés Trezeguet ganó una pelota en el área y no dudó en mandarla a guardar; River se ponía 2-1 y daba vuelta el partido.

Boca, herido por el gol millonario salió a buscar el empate de manera desordenada; su rival no perdió el control y firme se paró en su última zona. El paraguayo Román despejaba pelotas, González Pírez también.

El uruguayo Sánchez fue un motor en el sector derecho ofensivo de River, apoyó muy bien a los atacantes, y ni hablar de su compatriota Mora en el frente.

River soportó bien el asedio de un desprolijo y despechado Boca; Vangioni vio la roja por pegarle de atrás al “Tanque” Silva en los descuentos, la última jugada no fue aprovechada y los millonarios, con total justicia, se llevaron su segundo superclásico del verano.

@lostribuneros

https://www.facebook.com/pages/TRIBUNEROcom/334861060680

Fijate en

Peñarol brilla y Nacional empata en la jornada 2 del Torneo Apertura uruguayo

En una emocionante jornada de fútbol, Peñarol se alza como líder absoluto del Torneo Apertura …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *