River bajó a Racing y pateó el tablero

El “Millo” le pasó por encima al puntero de la Superliga y los dejó al borde de la desesperación porque Defensa podría alcanzarlos. “Juanfer” Quintero la rompió. Racing acabó con diez en la cancha.

La oncena millonaria armó un lío tremendo en esta Superliga. Vencieron en casa por 2-0 al puntero Racing que tenía intenciones de ganar y escaparse; Defensa y Justicia si vence este lunes a Argentinos en Florencio Varela, podría alcanzarlo en el liderato.

Fue por la jornada 18 de la Superliga y al “Muñeco” Gallardo le comenzó a funcionar la máquina, luego de un arranque para el olvido de esta temporada con tres derrotas al hilo.

Con la sangre en el ojo se había quedado Racing tras la eliminación de la Copa Libertadores ante este adversario, por lo que el “Chacho” Coudet había prometido hacer otro planteo y que se trataba de un partido diferente, y lo hizo.

Armó un equipo más cauteloso y que apostaba a esperar en el fondo para salir a buscar el partido copando el campo de juego poco a poco. Sin embargo, Marcelo Gallardo también preparó otro partido y su equipo acabó avasallando al rival y logrando lo más importante: anotar.

River tenía velocidad y facilidad para recuperar pelotas ante un Racing que estaba sorprendido. El Juanfer Quintero fue el encargado de mover los hilos y junto a su compatriota Rafael Borré hicieron de las suyas, solo que éste último no entró con la puntería afinada.

Finalmente, el “Juanfer” se puso el equipo al hombro y si como su paisano no la mandaba a guardar, se encargó el mismo de poner el primer gol en el minuto 30.

El “Licha” López pasó inadvertido en el ataque y debió sumarse a la faz defensiva de equipo para tratar de neutralizar los embates de un superlativo River.

Los defensores del “Millo” respondieron bien cuando fueron solicitados, e incluso, el lateral izquierdo Milton Casco se sumó al ataque y sacó un remate que iba sin destino de gol, pero como era su día, la pelota terminó en el arco de Racing gracias a un tanto en contra del “Flaco” Donatti.

Enzo Pérez debió dejar el campo de juego y su lugar fue cubierto por el “Leo” Ponzio, lo que le quitó peso en el ataque a River, pero poco les importaba porque estaban cómodos y gracias a la experiencia de este gran volante defensivo, no pasaron zozobra para nada.

Coudet probó quitando a Saravia y poniendo en la cancha al “Ricky” Centurión, pero tampoco pasó nada. Finalmente, a falta de ocho minutos, los académicos acabaron con diez porque fue expulsado Augusto Solari por doble amarilla.

Este resultado deja esperanzada a la afición del sorprendente Defensa y Justicia, hasta ahora único invicto, y que seguramente entrará a su campo de juego con ansias de una victoria que los dejaría cabeza a cabeza con la “Academia”.

Soccerway

@lostribuneros