Rentistas le dio una lección a Peñarol

El «Renta» hizo leña del árbol caído a vencer a Peñarol en pleno estadio Centenario por la tercera fecha del Torneo Clausura de Uruguay. Los Bichos Colorados sumergieron en una crisis al club más popular del país oriental, quien todavía no ha ganado (Fuente: ElDiario.com.uy)

Los carboneros fueron víctimas del recién ascendido Rentistas, modesto club del barrio montevideano Cerrito de la Victoria, que le dio una lección de fútbol eficaz.

Peñarol, quien tiene un joven entrenador parece no encontrarse a sí mismo y para nada se parece al que superó con facilidad a Defensor Sporting por la final del campeonato.

Los mirasoles tuvieron gravísimos problemas defensivos, aparte de no jugar a nada en el ataque, y lo peor: un arquero «sin manos».

El juego arrancó con cierta tranquilidad y el Bicho Colorado se dedicaba a estudiar al aurinegro; de antemano ya era conocedores de las debilidades del equipo mirasol, y justamente, un grosero error de la defensa carbonera terminó en el primer tanto del juego.

Juan Castillo, arquero de Peñarol, se vio en un compromiso, luego de recibir una pelota de un compañero que quedó corta, ni lerdo ni perezoso Gabriel Costa aprovechó el rebote cedido por el guardavalla y la mandó al fondo del arco.

Peñarol no desesperó, pese a estar 1-0 abajo y se fue con determinación en busca de la paridad, algo que no tardó mucho tiempo en lograr, ya que a los 26′ «Lolo» Estoyanoff tiró un córner que fue conectado por Viera, 1-1 quedaron.

El tanto fue como un bálsamo para el aurinegro, quien superaba a su rival que esperaba estoico en su zona defensiva, conocedores de la habilidad y experiencia de los delanteros manyas.

«Renta» esperaba en su zona, pero no desesperaba allí, sino que con orden y determinación comenzó a jugarle de contra al adversario.

La estrategia de Diego Alonso se basaba en la velocidad de Estoyanoff y Zalayeta en el frente, más las subidas de los laterales, para sumar más gente en el ataque. El arquero del equipo del Cerrito fue figura.

El complemento fue favorable para el Bicho Colorado, quien madrugó al «manya» con un gol a los 3′ anotado por Guillermo Maidana, quien estaba atento a las constantes desinteligencias del fondo carbonero.

Peñarol estaba otra vez abajo en el marcador, talvez no lo merecía, pero los goles se hacen y el equipo Colorado tuvo sus chances y no perdonó. Rentistas sabía que al carbonero no se lo puede subestimar ni perdonar, por eso, otra vez Guillermo Maidana volvió a anotar; a los 8′ ponía el 3-1.

El gol de Rentistas fue casi lapidario aunque el manya tuvo una reacción por medio de Zalayeta, que puso el 2-3 y abrió la ilusión de sus hinchas que soñaban con una hazaña que no se dio.

Lo más grave de Peñarol es que no solo no juega a nada, sino que tampoco tiene idea de nada; su defensa es endeble y tan frágil que en solo 4 jornadas recibió todos los goleas que tardaron 15 en marcarle en el Torneo Clausura.

Los aurinegros no conocen la victoria y su falange ya está muy nerviosa.

Peñarol. Juan Castillo; Baltasar Silva (44′, Jonathan Sandoval), Damián Macaluso (73′, Jonathan Rodríguez), Gonzalo Viera, Emiliano Albín; Luis Aguiar, Miguel Amado; Fabián Estoyanoff, Antonio Pacheco, Santiago Silva (58′, Gabriel Leyes); Marcelo Zalayeta. D.T. Diego Alonso.

Rentistas. Guillermo Reyes; Sebastián Ramírez, Ignacio Ithurralde, Sebastián Sellanes, Andrés Silva; Gonzalo Bazallo, Sebastián Vázquez; David Terans (46′, Santiago Barán), Gabriel Costa (78′, Cafú), Marcelo Fernández (65′, Bruno Piñatares); Guillermo Maidana. D.T. Adolfo Barán.

Goles: 13′ Gabriel Costa, 48′ y 53′ Guillermo Maidana (R), 26′ Gonzalo Viera, 77′ Marcelo Zalayeta (P).

Amarillas: Andrés Silva, Ignacio Ithurralde, Gonzalo Bazallo (R); Emiliano Albín, Antonio Pacheco (P).

Árbitro: Leodán González. Asistentes: Carlos Changala y Raúl Hartwig

Estadio: Centenario

@lostribuneros

Fijate en

¡Peñarol golea y despierta el fantasma de las goleadas históricas!

Montevideo, Uruguay. Peñarol aplastó al Caracas por 5-0 en el Estadio Campeón del Siglo por …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *