Prestigioso referí inglés se tatuó los trofeos de Champions y Eurocopa

Mark Clattenburg tuvo el privilegio de arbitrar finales europeas y lo inmortalizó en su cuerpo; críticas y polémica.

“Clatt” dejó de lado la fama de almidonados que tienen los árbitros en Inglaterra y tiró por tierra todo tipo de protocolo al tatuarse los trofeos de la Champions League y la Eurocopa, tras haber arbitrado las finales de estos prestigiosos torneos.

Nació en 1975 y es internacional FIFA desde 2006; optó por hacer lo mismo que los futbolistas y dejó grabado en su piel algo que jamás en su vida olvidará.

Clattemburg tiene otra forma de encarar el arbitraje, dialoga con los futbolistas y se muestra afable y abierto, según lo describen entrenadores de la Premier League, de acuerdo a lo informado por Sportmail.  “Es respetado por los jugadores y él siente respeto por ellos. Es accesible. No podemos decir lo mismo de los otros árbitros”.

La mayor exposición a la que son sometidos los referís debido a la cantidad de cámaras que hay en una cancha y la gran difusión que tiene todo esto tanto en televisión, radio como en las poderosas redes sociales; “Clatt” supo jugar con todo eso y mostrándose desinhibido y extrovertido.

Colegas que lo miran como un “excéntrico”, una federación que lo mira de reojo y una UEFA que podría llamarle la atención, o bien, dejarlo pasar y, por fin, mejorar la imagen de los árbitros y de una vez se dedicarán a demostrar que en verdad son seres humanos.

clatt-tatu

@lostribuneros