Polémico penal mete a Inglaterra en la final de la Eurocopa

Italia ya sabe quién será su rival y hasta se frota las manos. Es que la maldición del local podría pesarle a Inglaterra porque será su rival en Wembley el próximo domingo luego de vencerlos por 2-1 en la prórroga y con un tanto de penal más que polémico.

Inglaterra está muy cerca de complir un verdadero sueño porque jamás disputaron una final europea. Para ello jugando un buen fútbol los dirigidos por Gareth Southgate salieron triunfantes del Templo del Fútbol sobre un sorprendente equipo de Dinamarca.

La victoria fue justa. Inglaterra fue mejor que su adversario donde Harry Kane y Sterling pisaron el acelerador, dándole mucho trabajo a los defensores daneses.

Damsgaard abrió en el minuto 30 para los daneses, lo que generaba estupor en Wembley, sin embargo, esto duró apenas nueve minutos cuando en contra Kjaer la puso en contra.

El encuentro fue a la prórroga porque Inglaterra no lograba superar a los bravos vikingos. Eran mejores los «Tres Leones», justamente, Harry Kane sacó un remate que obligó a Kasper Schmeichel haga una atajada importante, sin embargo, tras la insistencia británica llegó el turno del Sterling pero el que se lució no fue el arquero sino un zaguero de Dinamarca.

Raheem Sterling se tiró aparatosamente en el área en el minuto 103. El referí compró penal, el VAR lo oficializó pero al verlo de diversos ángulos, la falta no existió.

El implacable Harry Kane demostró que es humano al malograr el remate, pero su olfato de goleador lo llevó a recoger el rebote de Schmeichel para poner el 2-1.

Inglaterra es finalista tras 55 años, luego de la gesta de 1966 donde, también de manera ilícita, vencieron.

Italia se frota las manos por la maldición del local. Nunca Inglaterra ganó una Eurocopa y apenas los azzurros pudieron lograr el título en casa.

@lostribuneros