Ofendió al árbitro y el hombre del pito lo fue a buscar: «Que me lo diga en la cara»

Si vos creés que solamente los latinoamericanos somos de sangre caliente y temperamentales y si tenés la idea de que los alemanes son fríos e imperturbables, bueno, Felix Zwayer se sacó con el futbolista del Borussia Dortmund que lo trató de «ladrón» y más allá de la sanción le ofreció públicamente y por mensaje que se lo diga en la cara.

La Bundesliga sancionó al jugador Jude Bellingham luego de que este destroce al árbitro en conferencia de prensa, tras la derrota por 3-2 ante Bayern Munich. El futbolista del BVB había culpado Zwayer a quien acusó, además, de estar comprado por los bávaros.

Sus declaraciones no pasaron inadvertidas, por lo que fue suspendido y multado, sin embargo, quien estalló fue el propio árbitro que consideró que «la declaración da deliberadamente la impresión errónea de que no dirigí el partido según mi leal saber y entender», expresó y continuó «es personal, despectiva e irrespetuosa», considerando que la declaración «es alejada de cualquier crítica profesional u objetiva».

«Nunca me involucré en arreglo de partidos», estalló Zwayer tras las declaraciones supicaces del futbolista aurinegro, pero los antecedentes le pesan al árbitro ya que en 2006 la DFB (Federación Alemana) lo suspendió por seis meses por hacer silencio al saber que su compañero Robert Hoyzer aceptaba soboronos para arreglar partidos.

«Era joven, cometí el error de no informar del incidente de inmediato, solo después de considerarlo tras mucho tiempo», reconoció pero volviendo al tema de Belligham indicó que lo va a encarar para que le «pida disculpas» por haberlo ensuciado.