Nacional es campeón de la Supercopa Uruguaya

Los “Bolsos” derrotaron por penales al bicampeón Peñarol, tras haber igualado a uno en los 120 minutos. Primer título de Eduardo Domínguez en el fútbol uruguayo. Hubo varios argentinos en la cancha. Esteban Conde evitó lo que pudo haber sido una goleada peñarolense.

No hubo vencidos ni vencedores en todo el juego; Nacional arrancó arriba gracias al zaguero argentino Marcos Angeleri, en el minuto 36′, tras un ataque aislado, y en el complemento lo igualó el “Cebolla” Rodríguez.

El partido tuvo a un Peñarol amo y señor del juego. Los ferroviarios tuvieron mejor estado físico y fueron mejores técnicamente dentro del campo, y si no ganaron es porque ellos fallaron en el ataque.

Dentro del campo quien movía las piolas era el Cristian “Cebolla” Rodríguez y Peñarol tenía una notoria supremacía sobre sus adversarios, sin embargo, cada vez que se decidían a tirar al arco lo hacían mal, y por eso que el arco del tricolor no cayó ni bien empezó la puja.

A lo largo del encuentro, Peñarol le entró por las bandas como quiso a un ultradefensivo Nacional, pero sus centros iban todos al área chica donde se encontraron con un Esteban Conde que entró al campo de juego con diez brazos.

Cuando los carboneros se decidieron a intentar equilibrar el marcador fue, también por las puntas, y rematando a quemarropas, pero el “Coco” Conde sacó tantas pelotas, que se perdió la cuenta de los goles que evitó.

Incluso, en la más clara de Peñarol, el capitán tricolor le sacó del buche el gol a los manyas, quienes aprovecharon el rebote para fulminarlo y ahí, nuevamente, la sacó y evitó la caída de su equipo.

La única manera que encontró Peñarol de empatar fue de penal, tras una grosera falta del zaguero Angeleri sobre un  rival.

En el alargue volvió Peñarol a ser amo y señor del juego, pero no pudo hacer nada. Incluso, en el último minuto del tiempo normal los “bolsos” perdieron al volante Santiago Rodríguez.

Nacional tuvo al filo de la navaja al debutante argentino Joaquín Arzura, quien no vio la tarjeta roja por esas cosas del fútbol, pero quien pegó a diestra y siniestra fue el “Palito” Pereyra, hombre que debutaba también en el “bolso”, pero fue en el minuto 120.

Si bien Peñarol estuvo más cerca de la goleada que del 1-1, pagó caro sus pecados de no concretar. El fútbol es un juego de estrategia y gana el que más goles mete, así sea, como en este caso, en los penales.

Nacional. Esteban Conde; Matías Zunino, Guillermo Cotugno, Marcos Angeleri, Matías Viña, Ávaro Pereira; Felipe Carballo, Joaquín Arzura, Gonzalo Castro, Santiago Rodríguez, Sebastián Fernández.
D.T. Eduardo Domínguez.

Peñarol. Kevin Dawson; Giovanni González, Fabricio Formiliano, Enzo Martínez, Lucas Hernández; Fabián Estoyanoff, Guzmán Pereira (94′, Lucas Viatri), Walter Gargano (112′, Marcel Novick), Agustín Canobbio; Cristian Rodríguez; Gabriel Fernández.
D.T. Oscar Ferro.

Goles: 36’ Marcos Angeleri (Nacional), 62’ Cristian Rodríguez de penal (Peñarol)
Amarillas: 41’ Enzo Martínez, 71’ Gastón Rodríguez, 90’ Cristian Rodríguez (Peñarol), 53’ Gonzalo Castro, 64’ Felipe Carballo, 70’ Esteban Conde, 75’ Álvaro Pereira (Nacional)
Roja: 87’ Santiago Rodríguez, 120′ Álvaro Pereira (Nacional).

Cancha: Estadio Centenario
Árbitro: Andrés Cunha. Líneas: Gabriel Popovits y Javier Castro.

Las emociones no quedaron por ahí, ya que hasta en los penales hubo tensión. El “Lavandina” Bergessio erró el primer tiro, luego le tocó a Peñarol hacerlo y cuando el “Coco” Conde, arquero de Nacional tuvo todo para liquidar, la mandó a las nubes.

En el “mata-mata” los tricolores no perdonaron y a la primera oportunidad que tuvo anotó y facturó.

@lostribuneros