Mineros sorprendió a Huracán y se llevó un punto

Por el arranque del Grupo 3 de la Copa Libertadores, Huracán se tuvo que conformar con el empate a dos ante Mineros de Guayana en un vibrante partido jugado en el Ducó.

El Tomás Ducó volvió a ver a su hijo prodigio Huracán jugar por Copa Libertadores, y otra vez en esta edición, los del Globito acabaron en empate.

Los dirigidos por Apuzzo fueron los dueños y señores de la pelota, presionaron el campo adversario y pujaron en todo momento por el gol; Mineros esperó con doble línea frente a su arco y parecía que allí se iba a atrincherar para «aguantar» un 0-0, pero no fue así.

Mineros parecía un tigre agazapado, porque de contra salió a todo vapor y se puso 0-1 a los 22′ por medio de Valoyes. Los «quemeros» se recuperaron rápido del impacto y a los 28′ equilibraron gracias a Villarruel.

Durante todo el juego se vio a un Huracán atacando, presionando y buscando, y a un equipo venezolano que salía con todo y que supo meter miedo en cada contraataque, que no eran muchos, pero sí eran eficaces.

Mineros, en un momento del juego, supo meter dos pelotazos consecutivos en el palo, ya que pudieron entrar como pericos por su casa en esa ocasión. Montenegro, hombre que había ingresado hacía unos minutos, salió de contra y estrelló la pelota contra la transversal, ahora quien se salvaba era el conjunto bolivariano.

Zamir Valoyes estaba tremendo. El colombiano, autor del primer gol, no paraba de correr y de darle trabajo al fondo de la «quema», hasta que presa de su velocidad pegó un patinazo en el área cayéndose, el referí Adrián Vélez creyó que fue derrumbado y marcó penal. El cafetero, ni corto ni perezoso, ejecutó y la clavó en un ángulo. 82′ y otra vez Mineros estaba arriba.

Huracán desesperó. Los anfitriones veían que faltaban pocos minutos para el final y estaban perdiendo. Mineros defendía con uñas y dientes, hasta que faltando 2′ el jugador Montenegro se tiró deliberadamente en el área y el árbitro compensó sancionando penal.

Eduardo Domínguez, hombre implacable a la hora de rematar penales, una vez más, no perdonó y puso las cosas 2-2, a los 89′.

Este empate fue un muy buen negocio para los venezolanos, que obligan a Huracán a buscar un positivo desde el Mineirâo, ya que la semana que viene se las verá con Cruzeiro.

@lostribuneros

Fijate en

Bayer 04 Leverkusen paró por fin con un Bayern Munich que ya aburría

En un giro sorprendente para los aficionados del fútbol alemán, Bayer 04 Leverkusen ha logrado …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *