Marzo, mes de luto para el fútbol argentino tras fallecimiento de dos emblemas: Pascutti y Ludueña

Beto Pascutti, nacido en Buenos Aires en 1958, se desempeñó como mediocampista y comenzó su carrera en Chacarita Juniors en 1977. Con una trayectoria destacada en el ascenso argentino, Pascutti jugó en varios clubes, entre ellos Banfield, El Porvenir, Quilmes, Deportivo Morón, Tigre y All Boys. Como entrenador, dirigió a muchos equipos del ascenso y logró ascensos con Almagro, Tigre, Nueva Chicago, Los Andes y Universidad Católica de Quito. Su último club como técnico fue Almirante Brown en 2017.

Por su parte, Luis «Hacha» Ludueña, nacido en Córdoba en 1954, debutó en la AFA en 1974 con Talleres de Córdoba, donde jugó diez años y marcó 113 goles. Fue convocado por Menotti para la selección argentina y campeón preolímpico en 1979. También jugó en San Lorenzo de Córdoba, Estudiantes de Río Cuarto e Instituto. Como entrenador, Ludueña dirigió a varios equipos del ascenso y del exterior. Fue padre de dos futbolistas: Daniel Emmanuel (El Hachita) y Gonzalo.

La muerte de estos dos grandes referentes del fútbol argentino ha dejado un profundo dolor en sus familias, amigos, colegas y en el mundo del deporte. Desde las redes sociales, muchos hinchas y personalidades del fútbol han expresado sus condolencias y han recordado los momentos más destacados de la carrera de ambos jugadores.

Sin duda, la partida del Beto Pascutti y el Hacha Ludueña deja un vacío en el fútbol argentino, pero también es un recordatorio de su legado y su amor por este deporte que tanto han amado y contribuido.

Fijate en

Estudiantes de La Plata asegura el fichaje de Tiago Palacios, promesa uruguaya del fútbol

Estudiantes de La Plata confirma la adquisición del joven talento uruguayo Tiago Palacios, quien llega …