Los pibes del viejo Peñarol golearon al Cerro Largo, la fase de grupos les espera

La cabeza del entrenador Mauricio Larriera está en juego. El viejísimo Peñarol tuvo una performance para el olvido en el torneo de cabotaje, debiendo conformarse con la clasificación a la Copa Sudamericana en lugar de un viejo amor como la Libertadores.

En la ida, jugada ante el Cerro de Largo, pero insólitamente en Montevideo y en la cancha del Montevideo Wanderers, los arachanes sorprendieron a los peñaroles con un 2-2 de abajo, tras ir 0-2.

Dirigidos por Danielo Núñez los muchachos de Cerro Largo entraron al Campeón del Siglo con el objetivo de sacar un resultado que los mande a la zona de grupos. Luego de lo expuesto en la ida y con un Peñarol era un dolor de ojos verlo jugar, no era nada descabellado esperar que los melenses se queden con la clasificación.

Pero este Peñarol tiene 130 años de historia que se hizo pesar en su reducto. Un gol anulado de movida a Piquerez, un gol válido de Agustín Álvarez Martínez, surgido de la cantera, comenzó a encaminar la clasificación.

No todo fue color de rosas dado a que en el minuto 20 Estol equilibró para Cerro Largo, dándole un toque de emoción porque en caso de que los arachanes den vuelta la taba esto se ponía divino.

La magia de Facundo Torres, otro «botija» de la cantera en la media hora y la del pibe Álvarez Martínez antes del descanso, acabaron con todo ya que el ferroviario cerró 3-1.

El segundo tiempo fue apenas para cumplir con el tiempo reglamentario porque este Peñarol lleno de bríos, vergüenza deportiva, que también se sintió tocado porque viejas glorias dijeron que no tienen alma, liquidaron de penal a los 60′ gracias a un autogol de Ferreira.

Peñarol jugará en el Grupo E con Corinthians, Huancayo y River Plate de Paraguay.

@lostribuneros

Fijate en

¡Qué bomba señores! Racing eliminado por River Plate de Uruguay

Sorpresa y pico. Increíble. Racing, en pleno Cilindro precisaba apenas de un empate ante el …