Los penales dejaron a Racing afuera de la Sudamericana

Habían empatado a uno en Brasil y con apenas un 0-0 en Avellaneda eliminaban al Corinthians; Cristaldo, ex Palmeiras, vacunó a los brasileños, pero Vágner Love entró y los empató. Fueron a penales y Augusto Solari se la regaló al gigante Cássio Ramos. Afuera de la Copa Sudamericana y en primera ronda.

Son una ruleta los penales, es más viejo que el fútbol, y por eso es que se busca ganar en el tiempo reglamentario, algo que no le sucedió a un Racing que parece que dejó toda su magia en la cancha de Independiente, el sábado.

La puja jugada en el Cilindro en una lluviosa noche, era alentadora para los académicos porque sacaron un empate del Itaquerâo y que tenían servida en bandeja la clasificación ante un insípido coringâo.

Sin el “Licha” López en la cancha y con un Darío Cvitanich en el banco, quien entró en el minuto 71 por Andrés Ríos y Franco Zaracho que ingresó faltando dos minutos, el equipo de Coudet entró con Cristaldo y Ríos en el ataque, Augusto Solari por la derecha, detrás de ellos Nery Cardozo y por la izquierda Ojeda.

Jonathan Cristaldo, ex Palmeiras castigó al Corinthians y anotó al minuto 42 y el camino quedaba allanado para la clasificación, pero, el rival era Timâo y no daba para subestimarlo por más mal que ande.

Fábio Carile se jugó al guardar un comodín en el banco de suplentes y lo mandó en el complemento; Vágner Love, veteranísimo jugador, reemplazó a Clayson e hizo lo que había que hacer: anotar.

Con el juego 1-1 el resultado se volvía incierto. Racing iba por el segundo, Corinthians también.

Cássio le sacó un gol a Domínguez, pero Arias le ahogó el gol a Danilo Avelar.

Fueron a los penales y sobraron emociones. Primero fue Nery Domínguez el que malograba para Racing, luego fue Sornoza para el ‘coringa’, pero, detrás Cristaldo erró el suyo y todo lo quedaba servido a un Corinthians que Danilo Avelar lo malogró y obligó al “mata mata”.

Allí fue Augusto Solari el que le tiró una masita al lungo Cássio, de 1,94 de estatura y que se convertía en el segundo arquero con más partidos en el club, para cederle la victoria a los paulistanos.

Ahora Racing deberá poner toda la carne en la parrilla y abocarse a una Superliga que la tiene casi servida, aunque todo puede pasar en esta recta final.

@lostribuneros