Liverpool es campeón en Uruguay

El viejo Liverpool de Montevideo levantó el trofeo de campeón del Torneo Intermedio de fútbol charrúa al superar por penales a River Plate. Partido vibrante jugado en la capital uruguayo que acabó 2-2 en los 120′.

Por fin, era hora, basta de Peñarol y de Nacional. Los chicos se agrandaron y se hicieron valer, al menos, en el Torneo Intermedio, donde el ganador del Grupo A, llamado «Grupo de la Muerte», River Plate encaró al vencedor del Grupo B Liverpool.

En los papeles el favorito era River, pero los partidos se juegan en la cancha y la cuestión fue otra cuando la pelota se puso en juego.

A veces los periodistas solemos ser algo escépticos respeto a determinadas ligas y tener algunos preconceptos, en especial cuando se trata del fútbol uruguayo por tratarse de un sistema de juego basado en defender, raspar, defender y luego defender, en esta ocasión nos encontramos con un panorama totalmente diferente. Esta sorpresa nos la llevamos con la final, en ese mismo país, por el torneo entre provincias (selecciones) a principios de año.

Jugaron en cancha neutral. El estadio de Defensor Sporting ubicado en medio de un parque de diversiones y frente a la coqueta playa Ramírez de Montevideo, fue testigo del encuentro final. El Luis Franzini estaba repleto de punta a punta dividido entre hinchas del «Darsenero» (River) y «Los Negros de la Cuchilla» (Liverpool) que le dieron todo el color.

La pelota se puso en juego y fue el equipo de Liverpool dueño de la iniciativa. Los «Negros» apuraron y en el minuto 20 el «Colo» Ramírez abrió el tanteador.

River no era el equipo aquel que supo eliminar a Peñarol y a Nacional en el «Grupo de la muerte», al menos en esa etapa.

Los futbolistas de ambas escuadras no nos decepcionaron porque hicieron valer la famosa garra charrúa y hubo chispazos, roces y varios «raspados» entre jugadores ambos equipos.

En el complemento, un River Plate mucho más decidido entró en pos del empate, objetivo logrado tras un terrible golazo de Joaquín Piquerez que aprovechó una pelota despegada por Ustari y puso la pelota en un ángulo.

River merecía el segundo gol, Liverpool también. Eran fuerzas parejas, pero el conjunto de la Dársena comenzó a empujar y empujar en busca del tanto, pero los de la Cuchilla replicaban, haciendo del partido un encuentro vibrante.

Terminaron igualados a uno en los 90′. Liverpool se había guardado un cartucho para el alargue y lo quemó en el minuto 97 gracias a Bryan Olivera. River, tenía el puñal abajo del poncho y replicó en el segundo «chico» por medio de Gonzalo Viera.

El encuentro acabó igualado a uno y allí fue Liverpool el de mejor puntería y se consagró campeón. El conjunto negriazul clasificó a la Copa Sudamericana, y va de buena estrella de cara al Torneo Clausura.

@lostribuneros