La albiceleste se despide con goleada a Bolivia

El equipo del Tata Martino le pintó la cara al seleccionado boliviano en partido amistoso llevado a cabo en San Juan, previo a la Copa América de Chile. Vencieron por 5-0  jugado bien y sin la presencia de Tévez y Messi. Di María anotó 2, Agüero 3.

Télam. El equipo de Gerardo Martino, a pesar de la lesión del arquero Sergio Romero en el final del primer tiempo, tuvo una noche ideal en la templada noche sanjuanina porque plasmó la idea de juego del entrenador (remarcada en los últimos entrenamientos) y porque principalmente encontró a un Di María renovado.

Di María, ovacionado y el más mimado por los sanjuaninos, fue el eje del conjunto albiceleste en ataque, especialmente con sus desbordes por el sector izquierdo (Edemir Rodríguez padeció más de una vez su talento), pero también tuvieron un gran partido los mediocampistas Éver Banega y Fernando Gago que recuperaron, presionaron y aportaron en ofensiva.

A eso se sumó Agüero, desequilibrante siempre, una pesadilla para la última línea boliviana que marcaba en zona, con cuatro defensores, ante el 4-3-3 argentino que, por momentos, pareció un 2-5-3 con los avances de Facundo Roncaglia y Marcos Rojo por las bandas.

Argentina, en un campo de juego impecable, salió con mucha decisión a jugarlo y en el primer tiempo le ocasionó al menos diez jugadas de peligro a Bolivia. El equipo del Tata avisó temprano porque al minuto Agüero sacudió el palo derecho, con un remate, tras una buena jugada entre Di María y Gago. Con presión en ataque, precisión en los pases y profundidad, Argentina hizo estragos en la defensa boliviana.

A partir del tanto de Di María, Argentina no sólo que continuó con la presión sino que mejoró la producción futbolística con toques muy precisos y luego llegaron los goles del Kun: de penal, generado por la infracción de Sebastián Gamarra a Lavezzi, y el otro con un centro de Di María y una brillante definición.

En el inicio de la segunda etapa, ya con Nahuel Guzmán en el arco, Argentina no disminuyó su marcha y Bolivia, a pesar de las modificaciones en la defensa, no pudo contenerlo como en toda la noche. Así llegaron los tantos de Agüero (el tercero de su firma), que desairó a Leonel Morales antes de definir ante Quiñónez, y de Di María, de penal, luego de la mano del ingresado Miguel Hurtado ante una arremetida de Pastore.

A propósito del volante cordobés, su producción fue buena, pero no descollante como lo fue Di María, Banega o Agüero; el ex Huracán tuvo poco contacto con el balón.

Martino dispuso cuatro modificaciones a los 15m. del segundo tiempo para preservar futbolistas y para observar a otros, por ejemplo a Milton Casco y Erik Lamela, mientras un infatigable Di María dejaba surcos por las bandas, lo que le produjo una contractura en el gemelo izquierdo y dejaron con diez al equipo que ya había agotado los cambios.

Sobre el final, los sanjuaninos reprodujeron varios ‘ole, ole’ que fueron el indicio de una noche casi perfecta, para alegría de los 18 mil espectadores que vieron cómo un equipo de estrellas iluminó el cielo con buen fútbol y goles.

La performance de Bolivia no es medida para lo que será la competencia por Copa América, pero aun así, Argentina jugó muy bien y toma confianza para el máximo certamen continental

Fuente: Télam

Fijate en

Violentos disturbios suspenden encuentro entre Defensor Sporting y Cerro

El partido entre Defensor Sporting y Cerro, que prometía ser un emocionante encuentro deportivo, se …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *