Jugador uruguayo y un compañero suyo mexicano a la cárcel por homicidio

Luis Gorocito, futbolista del Necaxa de México, fue detenido en tierras aztecas acusado de asesinar a un joven a la salida de una discoteca junto a un compañero de equipo.

El jugador uruguayo de 23 años fue apresado e imputado por homicidio junto a su colega mexicano Alejandro Molina tras darle una salvaje golpiza a un joven de 22 a la salida de una discoteca ubicada en la ciudad de Aguascalintes.

Según informan medios mexicanos, Luis Rodolfo Marisca fue a increparles a ambos jugadores por una serie de piropos que éstos le habían dicho a su prima en el recinto. La discusión pasó a mayores y los futbolistas optaron por darle una salvaje paliza. El ensañamiento fue tal que los deportistas no paraban de propinarle puntapiés en su cabeza, mientras este estaba caído en el suelo.

Mariscal consiguió ser trasladado a un hospital, pero el pronóstico era desalentador. Al enterarse, el club Necaxa decidió suspender a los futbolistas.

El martes 3 de noviembre el joven dejó de existir y la carátula de la causa pasó a “homicidio”, por lo que el jugador oriental, ex Racing de Montevideo, y su colega quedaron detenidos.

@lostribuneros