Independiente pagó caro el gol de visitante

El Rojo de Avellaneda se despidió de la Copa Sudamericana ante su homónimo ecuatoriano. Cayeron por 1-0 en la ciudad de Quito, ubicada a 2.800 metros sobre el nivel del mar. Figal vio la roja en el final.

Era sabido que no era un hueso fácil de roer el conjunto de Independiente del Valle. Una imagen de equipo duro, aguerrido y técnico dieron los ecuatorianos en Avellaneda, a tal punto, que perdieron 2-1 y dando batalla.

Ese gol de visitante pesó y cómo en la definición en el Atahualpa de Quito. El empate los clasificaba, sin embargo, no la tenían nada sencilla por lo que significa el rival y de yapa la altura.

Independiente trató de liquidar la puja en la primera parte. Buscaron como pudieron el arco rival sabedores de que un gol cambiaría todo radicalmente.

El tiempo transcurría. La oncena de Beccacece se defendía cada vez más y no podía responder físicamente ante un Del Valle que los asediaba y hacía del uruguayo Martín Campaña la gran figura de la puja.

Con los argentinos Richard Schünke y Cristian Pellerano en la cancha los ecuatorianos iban por todo y lograron el premio en el minuto 77 gracias a Dani Nieto.

El dominio del balón fue del 67% para los locales, lo que demuestra la supremacía.

Finalmente Independiente del Valle se impuso 1-0, y en los descuentos Figal vio la roja.

Los ecuatorianos están en semifinales.

@lostribuneros