Historietas de Mundial 50: el humilde Uruguay calla al soberbio Brasil 

El Campeonato Mundial de 1950 fue el único que para decidir el ganador jugó una ronda final todos contra todos. Pero el destino quiso que aquel 16 de julio el opulento Brasil y el pequeño Uruguay llegaran a la última fecha con chances y justo se vieran entre sí. Los soberbios locales habían hecho 13 goles en los dos partidos previos, siete a Suecia y seis a España. En cambio, la celeste había igualado con los fuertes hispanos y derrotado a los buenos nórdicos a muy duras penas. Todo estaba listo en el majestuoso estadio Maracaná para el título brasileño, no para una final. 

Sólo los futbolistas orientales creían en su potencial. Los dirigentes habían sugerido que con perder por cuatro tantos “estamos cumplidos”. El capitán Obdulio Varela estuvo más que oportuno al contestar su famoso “los de afuera son de palo, estamos cumplidos solamente si ganamos”. Y el equipo que parecía tan débil le hizo lío al temible Brasil, que igual en el reinicio desató la explosión de su multitud (¿200.000 personas?) con el gol de Friaca. 

Pero Uruguay no era un cualquiera. La garra charrúa surgió cuando nadie la esperaba y Juan Schiaffino empató a los 66 minutos. Entonces los locales se sintieron tocados en su orgullo y buscaron el desnivel, por más que el 1 a 1 los consagraba campeones como ellos ya habían predicho equivocadamente. Y la celeste tuvo su chance y no la desperdició, cuando Alcides Ghiggia marcó a los 79 con un remate que engañó al arquero Barbosa que se tiró tarde y no logró atajar la pelota. 

Ahí, ya tarde, Brasil buscó como loco el 2 a 2, aunque le cayera deshonroso por las goleadas previas. Pero ahí Uruguay se le plantó firme y consumó el inolvidable Maracanazo. Que no fue otra cosa que la prueba de que el humilde siempre triunfa sobre el soberbio, el que se cree más sin probarlo. Fue el triunfo del mejor, aunque no jugara lindo ni hiciera 20 goles, aunque no tocara tambores, samba ni arrojara pirotecnia. Fue el triunfo del gran Obdulio, su personalidad y su temperamento. Fue el triunfo del pequeño hecho gigante. 

La hazaña de la celeste y su segundo Mundial: 

Uruguay 2 vs Brasil 1 video con los relatos de Carlos Sole (1950)About Press Copyright Contact us Creators Advertise Developers Terms Privacy Policy & Safety How YouTube works Test new features Press Copyright Contact us Creators …www.youtube.com

Diego Martín Yamus 
diegoanita@hotmail.com.ar 

Fijate en

Abel Ferreira, exitoso técnico de Palmeiras dejó todo en Portugal para hacerse la América

Le preguntaron si estaba loco de irse a América del Sur para probar suerte. Mal …