Hay directivos que son multiuso de verdad

Para los lenguas larga que cantan «que se vayan todos, que no quede ni uno sólo», es bueno hacerles saber que existen, o existieron, directivos buenos de verdad y, por sobretodo, útiles.

Recuerdo que por el año 2.000 hacía un frío enorme, era sábado, y me puse a ver un partido de la liga escocesa, la Scottish Premier League.

Jugaba el Motherwell ante el Celtic o Rangers, ya ni recuerdo, pero lo que me quedó en la memoria es que el «well» entró al campo con su habitual oncena, pero con apenas 2 suplentes, debido a la cantidad de lesionados que tenía y el poco presupuesto para soportar un plantel grande.

En un momento ¡zas! otro jugador lesionado en el campo y el entrenador ya había hecho dos cambios, sólo restaba poner al arquero suplente en calidad de jugador, pero éste no contaba con una camiseta de futbolista de campo, y el árbitro no le autorizaba a ingresar con otro número.

De repente, el entrenador miró a la platea y le gritó al presidente del club, que estaba en el palco, a modo de reproche «¡me quedé sin suplentes!».

El alto directivo del Motherwell se levantó rápidamente y, estaba vestido de traje y con un imponente abrigo, salió corriendo a la zona de vestuarios.

Uno que presenciaba el juego no entendía que iba a hacer este hombre. ¿Frotar una lámpara, o aplicar una pócima mágica capaz de recuperar algún lesionado?, no.

Este señor de 36 años, 10′ después apareció vestido con el uniforme del equipo. No tenía pinta de futbolista porque estaba bastante excedido de peso, pero exhibió su credencial de futbolista, el cuarto árbitro vio que estaba habilitado, por lo que le permitió el ingreso al campo.

Jugó por el extremo izquierdo, recibió una pelota, corrió unos metros y sacó un zurdazo al ángulo que se fue por poco.

Perdieron, sí, marcharon, pero el directivo demostró que cuadro chico, corazón grande.

@lostribuneros

Fijate en

¿Qué harían Italia, Colombia, Chile, Egipto en este Mundial? 

Se supone que los mejores 31 países del mundo (junto al anfitrión) están por algo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.