Goles, rojas y golazo en el triunfazo del Ciclón

0
235
Foto: Télam

Otra vez San Lorenzo vuelve a ganar con gol en el final. Los «Cuervos» dieron cuenta de Vélez en el Nuevo Gasómetro por la jornada 4 del Transición. Un golazo fenomenal, expulsados y festival de goles.

Espectáculo, tarjetas rojas, broncas y goles. El equipo de Pablo Guede otra vez salió airoso de un cotejo jugado en casa; San Lorenzo ganó lo que fue un partidazo frente a un Vélez que jugó a cara de perro.

Este partido válido por la Zona 1 del Torneo de Transición, arrancó con un inesperado gol de la visita tras un perfecto contragolpe cuando apenas iban 9′; Hernán Toledo picó por la punta, corrió hasta el fondo, la cruzó en el momento exacto y Fabricio Alvarenga apenas debió empujarla.

Angeleri ligó una amarilla a los 21′, mientras que su adversario velezano, Fabián «Poroto» Cubero a los 29′ se llevaba la suya. Eso demostraba a que voltaje se jugaba el partido clásico del oeste en el Nuevo Gasómetro.

El «Nico» Blandi, que estaba en su tarde, se mandó el gol de la fecha y, sin dudas, el tanto que va a luchar por convertirse en del año: decenas de toques, búsqueda de espacios, centro de Buffarini y una media tijera que dejó al arquero Alan Aguerre como mero espectador, iban 40′ y se ponían 1-1.

Para colmo de males, los Fortineros se quedaron con nueve hombres en la cancha por las rojas, primero a Brian Cufré, 62′, y diez minutos más tarde al capitán Fabián Cubero.

La diferencia numérica favoreció netamente a un Ciclón, que tuvo un penal a su favor a los 74′, y el capitán cordobés Julio Buffarini no perdonó, ahora estaban 2-1. El «Buffa», tres minutos más tarde, le daba oxígeno a Vélez al ser expulsado, dejando un 10 contra 9.

Bizarramente jugó elenco fortinero, ahora con uno menos y no dos, fue a buscar el empate, sabedor que el equipo de Pablo Guede va al frente y ama jugar en el arco rival, logrando goles, pero que tienen un punto flaco: la defensa.

Otra vez a los hombres del fondo del equipo de Boedo, por displicencia, les costó un gol. El «Tanque» Pavone recibió una pelota de contra, presionado por un defensor, abrió para un Toledo que estaba intratable, se llevó las marcas y la pelota hasta la línea de fondo, la jugó al medio entre Torrico y un defensor suyo para que Mariano Pavone ponga el 2-2 en 81′.

Faltaba poco para el final de la brega, pintaba para un 2-2, sin embargo, una pelota hablitada para Blandi, un enganche, un «centro de la muerte» y la conexión de cabeza del veterano Mauro Matos, para dejar todo 3-2.

San Lorenzo alcanzó en esta jornada 4 la decena de puntos y es líder ocasional de la Zona 1, mientras que Vélez se clavó en la media docena de unidades.

@lostribuneros

No hay comentarios