Flu el más odiado hace negocio

El club más detestado de Brasil, hoy por hoy, es el Fluminense, tras haber bajado a la B y ser rescatado «mágicamente» para quedarse en la A, su departamento de marketing vio con buenos ojos el «odio» generado a nivel general en el fútbol brasileño y elaboran estrategia.

Es verdaderamente indignante lo que pueden llegar a hacer clubes poderosos como Fluminense, quien había descendido a la B y, casi como por arte de magia, se descubrió que un jugador de la modesta Portuguesa estaba inhabilitado y de buenas a primera mandaron a los lusitanos a la segunda y rescataron al popular tricolor carioca.

Esta indignación generaliza logró unir a los hinchas del fluzâo y esto fue muy bien visto por el departamento de marketing que ya piensa en sacar mucho rédito entre los enfervorizados «torcedores», además, ve con muy buenos ojos el hecho de apagar el incendio con nafta.

Hasta del propio dolor se puede lucrar ya que Dios Markenting sabe que todo puede llegar a generar lucro.

@lostribuneros

 

Fijate en

Españoles por tres minutos estuvieron eliminados de Catar, Alemania los salvó

El popular diario Marca tituló en español y alemán «¡Gracias, Alemania! ¡Danke, Havertz!». Es que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.