Rápido Bucarest encontró inversores

Tras la caída del comunismo en Rumania, el popular Rapid de Bucarest no pudo sostenerse y cayó en picada a la segunda división. Ahora, un grupo de inversionistas aparecieron y el club volvería a ser el de siempre.

Uno de los clubes más viejos del fútbol rumano y esplendoroso en la época del comunismo, podría volver a aquellos tiempos de gloria, luego que un grupo inversor de la vecina Moldavia compre acciones y elabore un plan a mediano plazo plazo para salvarlos.

Rapid pertenecía al Ministerio de Transporte en la época de la cortina de hierro y gracias a su apoyo era un gran competidor de los poderosos Steaua y Dinamo, pero cayeron en una pésima administración y endeudados cayeron a la «B».

El grupo inversor tiene como metas sanear la economía del club, es decir que primero negociarán con acreedores y con el fisco, luego reforzarán el plantel para lograr el ansiado retorno a primera e invertirán una jugosa suma en las divisiones formativas.

Uno de los directivos, Nicolae Manea, prometió éxitos a futuro pero pidió algo de paciencia por el momento.

@lostribuneros

Fijate en

¿Qué harían Italia, Colombia, Chile, Egipto en este Mundial? 

Se supone que los mejores 31 países del mundo (junto al anfitrión) están por algo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.