Final africana de nuevo

En reunión de emergencia el miércoles último, la Confederación Africana (CAF) resolvió anular la segunda final de la Liga de Campeones que el Espérance tunecino le ganó al Wydad Casablanca luego de irregularidades, y determinó disputarla pasada la próxima Copa Africana de Egipto, en país neutral y con árbitros europeos.

Luego del empate a un gol en la ida en Casablanca, los Sangre y Oro se imponían ante su gente cuando el Wydad Casablanca logró el empate, que el árbitro anuló incorrectamente; revisó el video (VAR) y éste no funcionaba. Los marroquíes se negaron a seguir jugando (faltaba alrededor de media hora) y reclamaron a la entidad, que ahora tomó la justa decisión. Además, la CAF decidió que el partido no se desarrolló en buenas condiciones de seguridad, por lo que los tunecinos deben devolver las medallas y la Copa y repetir la finalísima luego de Egipto 2019.

Pero allí no concluye esta novela, que parece tendrá varios capítulos, justo en la espera del gran certamen continental. Disconforme, el Espérance apelará ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) y tampoco está contento con jugar el encuentro en Sudáfrica, posible sede, por cuestiones de logística. Se especula con el ridículo de que se haría en la misma Casablanca. Asimismo, habrá que ver qué futbolistas contarán ambos clubes, algunos en sus selecciones y otros posibles emigrantes al exterior.

Y eso que la final es la de la trascendente Champions, que clasifica a su campeón para el Mundial de Clubes y que otorga un fabuloso premio en dinero. Sí, los líos también pasan en Africa.

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar     

@lostribuneros