PH: Natán Yudka

Faltó a la escuela para darle aire a Danubio y romper un récord mundial

«Opa, opa, opa Danubio quiere copa y nadie se la toca», dice el himno del conjunto de la Curva. Es que Danubio, uno de los cuatro clubes más importantes del fútbol uruguayo está por perder la categoría, pero gracias a su cantera inagotable de cracks podría salvarse porque un botija (pibe en argentino) pegó el faltazo a la escuela secundaria para mandarse tres goles, dejar a su oncena al borde de la salvación y encima se convirtió en el más joven de la historia mundial en mandarse un triplete.

Nicolás Siri tiene apenas 16 años. Seguramente hayan dicho «entrá botija y mostrá lo que sabés» e hizo destrozosos; gol ante Nacional para dejar sin invicto a los bolsos, y tres al rival directo por la lucha por la permanencia Boston River.

Lleva apenas dos partidos como profesional. «Nico» tiene todavía acné juvenil en su rostro y está apenas cursando la escuela secundaria. Al anotar un triplete a tan poca edad destronó a Maradona y a Pelé porque sus tándem de goles fue anotado a los 16 años, 11 meses y dos días de nacido, mientras que «O Rei» había establecido este récord mundial a los 17 años y 244 días.

El campeonato uruguayo se puso divino, increíblemente en la tabla de abajo porque dos grandes están peleando la permencia, ya que además de Danubio está Defensor Sporting peleando por no caer a la Primera B.

Justamente, mientras que los búlgaros se impusieron por 5-1 sobre el Boston River, los «Turtos» cayeron por 1-2 ante el Deportivo Maldonado que ya se salvó de caer.

Lo loco es que Rentistas, que hasta podría ser campeón uruguayo, podría perder la categoría al caer con el condenado Cerro, 1-0.

Mirá como está la tabla a falta de dos jornadas:

12. Rentistas 1,229
13. Defensor Sporting 1,167
14. Boston River 1,139
15. Danubio 1,083
16. Cerro 0,903

@lostribuneros

Fijate en

¡Emoción hasta el final! Vélez se clasifica a cuartos gracias al empate entre Independiente y Talleres

La Zona A de la Copa de la Liga Profesional regaló un cierre infartante, con …