Enrique Borrelli, deserción escolar cero

Foto: Sitio oficial de Newell's

“Pibe que no estudia está en problemas”: Deserción escolar cero, el plan de Enrique Borrelli.

 “Nosotros buscamos que, además de lo deportivo, los chicos estudien y tengan un título; puede ser música, idiomas, asistencia social. Lo que sea. Es bueno tener algo que te respalde cuando dejas el fútbol”, dijo Carlos Griguol en 1998 para el diario “La Nación”, el técnico pionero en tener en cuenta a sus jugadores solo si aprobaban sus materias escolares. “El estudio les sirve para no andar en la esquina paveando. Los lleva a estar concentrados en algo” remarcó el entrenador campeón con Ferro en el año 1985.

Veintiún años después, Enrique Borrelli, coordinador de las inferiores de Newell´s, publicó en su cuenta de Twitter: “En NOB : estudiar será obligatorio para todos nuestros futbolistas. Deserción escolar cero. Los hará mejores personas y futbolistas”.

Enrique Borrelli llegó al club rosarino a principio del año 2019, luego de su paso por las inferiores de Independiente y Argentinos Juniors. “Está medida la lleve siempre a todos los clubes donde trabajé. Es esencial y se toma en conjunto con el cuerpo técnico y dirigentes” cuenta Borrelli.

Muchos jóvenes que se están iniciando en el fútbol dejan sus estudios secundarios por falta de interés o simplemente porque todas las energías las ponen en un sueño: llegar a la primera división del fútbol argentino. Este anhelo va acompañado de la presión de los padres, que en algunos casos exigen al máximo el rendimiento deportivo de sus hijos y dejan de lado el desempeño escolar. “En Independiente me pasó que había padres que no estaban de acuerdo con la medida de que sus hijos cumplan con el estudio, en ese caso ya nosotros no podemos hacer nada, los hacemos firmar un acta. Al fin y al cabo ellos son los responsables absolutos, nosotros proponemos, está en cada uno aceptar o no las ordenes, pero pibe que no estudia está en problemas, acá no juega”,cuenta Enrique Borrelli.

El coordinador de juveniles del club rosarino empezó con el proyecto de escolarización de jugadores hace 7 años, cuando comenzó a trabajar en el área de las neurociencias. “Empezamos por capacitar a los entrenadores en ‘Neurofútbol’, mi centro privado de entrenamiento. Si no empezamos por capacitar a los entrenadores no se puede capacitar a los jugadores, esto va desde la raíz. El conocimiento del entrenador tiene que ser trasladado al futbolista, y el pilar de todo esto es el estudio” analiza Borrelli. “En Independiente querían cambiar el entrenamiento y trasladamos a las inferiores el trabajo de neurociencias y la obligación de que todos los futbolistas estudien. No hay forma que no estudien, entrenan dos horas por días  y el resto del día lo tienen libre. Y qué mejor que empezar de abajo, por los juveniles, que son los que el día de mañana van a estar en la primera división”, concluyó el técnico.

En Newell’s cada técnico de cada división se encargará de que sus jugadores estén realizando el secundario y que aprueben las materias que cursan, aplicando un seguimiento firme en los jóvenes, procurando contención. “Estoy convencido de que van a rendir más en la cancha si estudian. Primero hay que formar personas, después deportistas”, piensa Borrelli.

Una medida, que sin duda, si se copiara en todos los clubes transformaría la concientización del deporte argentinos, de los jóvenes, sus familiares y su entorno. Enrique Borrelli sigue el legado de Carlos Timoteo Griguol, el entrenador que soñaba con un fútbol distinto, un fútbol con deportistas formados escolarmente.  

”El estudio les da rapidez mental para entender mejor los sistemas de juego, las charlas y los entrenamientos. El estudio siempre sirve”, Carlos Timoteo Griguol.

Nicolás Maldonado

@lostribuneros