Emotivo empate en el Camp Nou

Empate entre Barcelona y Real Madrid. Fue por Copa del Rey. Lucha sin cuartel dentro del campo y merecido empate. Messi reemplazó a Philippe Coutinho en el complemento. Lucas Vázquez abrió para la visita e igualó Malcom.

Un verdadero partidazo jugaron en el Camp Nou el local Barcelona y su archirrival Real Madrid por Copa del Rey. Acabaron en tablas, pero quién les quita lo bailado, jugaron para ganar.

La puja, válida por semifinales, tuvo a los dos pesos pesados del fútbol español como contrincantes. Jugaron por la ida y ambos pusieron todo en la cancha para salir triunfantes, por lo que derivó en un emocionante y bien jugado partido.

Madrid, de la mano del “Indiecito” Solari, entró al campo con todo para poder alzarse con la primera conquista, logrando el objetivo en el sexto minuto cuando tras una serie de toques Lucas Vázquez la mandó a guardar.

Tras la conquista, los merengues tomaron ímpetu y desde el mediocampo se dedicaron a ir ahogando al local, a tal punto que con dos pelotas robadas hicieron temblar el arco defendido por el alemán ter Stegen.

Con Modric moviendo las piolas, Lucas Vázquez por la derecha, Benzema por el medio y Vinicius Júnior que contaba con el apoyo de su compatriota Marcelo, dieron qué hablar en el frente del ataque.

Barcelona se fue serenando, y de a poco fue llegando. Tiró pelotas filtradas que lograron perforar la defensa con un Malcom que estaba enchufado, pero los madridistas tenían bajo los tres palos a un Keylor Navas que se encargó de ahogar más de un gol.

Una de las estrategias fueron mediante el juego aéreo, tampoco ligando por esa vía, ya que la transversal en una ocasión les negó el ansiado tanto.

La visita estaba cómoda y el segundo gol maduraba, sin embargo, la defensa catalana, liderada por Gerard Piqué, tuvo que trabajar más de la cuenta, pasando zozobra, pero logrando, al menos, que éstos no amplíen.

En el complemento Ernesto Valverde ajustó piezas, apretó clavijas, y Barcelona entró con otra actitud ante su archirrival, siendo dominador.

Malcom era el más movedizo del ataque culé, y quien puso la pelota contra el piso, dándole mucho trabajo a los gigantes Ramos y Varane por el centro y a su paisano Marcelo por la izquierda.

Los catalanes probaron desde afuera y por las bandas laterales, pero el empate no venía. Un error del costarricense Keylor Navas, quien salió del área a cortar por un lateral, una pelota jugada rápida al área merengue y un notable remate de un Malcom, que aprovechó el regalo, derivó en el empate culé.

Tras el gol, Valverde puso en la cancha al “Leo” Messi por Philippe Coutinho y al mismo tiempo mandó al chileno Arturo Vidal en lugar del croata Iván Rakitic, para poder ganar mayor presencia en el área del Madrid.

Barcelona metió. Messi metió, pero, la pelota, caprichosamente, no quería entrar. Navas estaba bajo los tres palos y, pese a su error en el gol del empate, impidió que los culés anoten mayor cantidad de goles.

Final abierto que deberá definirse en el Santiago Bernabéu, donde puede pasar cualquier cosa.

BARCELONA 1
Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet y Alba; Rakitic, Busquets y Arthur; Malcom, Luis Suárez y P. Coutinho. DT: Jordi Alba.

Cambios: Messi x P. Coutinho, 63′; Vidal x Rakitic, 63′; Carles Aleñá, 76′.
Gol: Malcom, 57′.
Amarillas: Semedo, Jordi Alba, Luis Suárez, Arturo Vidal.

REAL MADRID 1
Navas; Carvajal, Varane, Ramos y Marcelo; Modric, Llorente y Kroos; Vázquez, Benzema y Vinicius Júnior. DT: S. Solari.

Cambios: Casemiro x Llorente, 63′; Bale x Vinicius Júnior, 64′; Marco Asensio x Lucas Vázquez, 84′.
Amarillas: Sergio Ramos, Marcelo.

Gol: Lucas Vázquez, 6′.

Estadio: Camp Nou, Barcelona.
Referí: Antonio Mateu.

@lostribuneros