El mundo del fútbol en guerra por cisma europeo

Su majestad el dinero está haciendo de las suyas en uno de los deportes más populares del mundo como es el fútbol. La UEFA se encontró con un verdadero boicot originado por los 12 clubes más ricos quienes han fundado una liga propia llamada «Superliga Europea». Habrá consecuencias. Al parecer esto recién comienza.

Que el fútbol de élite está lleno de mafiosos no caben dudas. Ya lo vimos seis años atrás con el famoso FIFA-Gate donde grandes directivos cayeron presos. El ente perdió todo tipo de seriedad y credibilidad. Temas de multimillonarios sobornos por derechos de televisación y por organización de la Copa del Mundo, fueron la piedra del escándalo. No hablar de lavado de dinero.

Ahora los clubes más poderosos en cuanto a dinero, no poderosos en cuanto a gloria, han decidido organizarse para llevar a cabo un torneo donde jugarán solamente entre ellos y, con suerte, abrirían una lugar para algunos «pobres» que cuyo presupuesto equivalga al de todos los clubes de la B Nacional, por decir algo.

Clubes de Inglaterra, cuyos dueños por lo general son magnates estadounidenses que seguramente estén convencidos de que cuando la pelota se va por encima del travesaño griten gol porque seguramente de «soccer» entiendan como quien suscribe el idioma chino. Lo cierto es que ellos invierten un dinero y que no se conforman con recuperar su capital y obtener buenas ganancias, sino que apuestan a ganar, ganar y ganar.

Esta decisión tomada y firmada por 12 de los cuales apenas un puñado son grandes de verdad y el resto son producto de los petrodólares o chanchuyos con grandes bancos de crédito como los tuvo y tendrá el Real Madrid.

Manchester United, grande si los hay, Manchester City, que jamás ganó nada a nivel internacional y que gracias a los petrodólares salió del ostracismo; Juventus, que apenas una Champions ganó en 1996 y que no es más que un cuadro de entrecasa pero con mucha plata; Atlético de Madrid que tiene popularidad pero de Champions sigue virgen, Chelsea que salió del montón gracias al dinero de la mafia rusa y que gracias a Mourinho ganó una Champions pero perdió la final del Mundial de Clubes con Corinthians; Inter de Milán que ganó una Champions luego de más de 45 años, Arsenal que directamente no existe en su propio torneo desde hace unos 25 años; Tottenham Hotspur que directamente es nada a nivel deportivo, y los pesados Real Madrid, Liverpool y Barcelona; unieron billeteras para organizar un torneo de torneos.

La FIFA, viendo esto, tocó el silbato y exigió atención al ver que la UEFA está con serios problemas.

Mientras tanto los clubes que la reman día a día en un fútbol mundial que está totalmente desequilibrado, donde las instituciones más ricas hacen lo que quieren porque lo tienen tan pero tan fácil que la desproporción impresioante. El fútbol hasta el año 1990 estaba hecho para quien que se esfuerce pueda llegar a lo más alto. Eso se acabó.

@lostribuneros

Fijate en

Designan a chofer de Bullrich de 25 años y que no entiende de fútbol como Director de Seguridad

La reciente designación de Franco Berlín como Director de Seguridad Deportiva por parte del presidente …