El hombre del pie de plomo

Jorge Fossati apareció casi por arte de magia en la vida de los hinchas de Peñarol. El hombre retorna al club de sus amores tras 18 años para tratar de poner orden en un plantel que anda a la deriva y sin timón (Foto: Tenfield)

El sábado por la noche hubo un revuelo tremendo por tierras uruguayas y mientras cubríamos el superclásico entre Boca y River acá en Buenos Aires, tuvimos que cambiar parte del enfoque, porque llegaban noticias del vecino país; Jorge Gonçalves había dimitido y en tiempo récord los directivos tenían que traer un entrenador que lo reemplace.

La gente del club más popular del vecino país, no lo dudó, y llamó a un hombre del riñón que estaba disponible, oyendo ofertas: Jorge Fossati.

El “Flaco” supo brillar bajo los tres palos del carbonero en los años 70, y dio varias vueltas olímpicas con el club de sus amores como jugador y como entrenador, por eso, para el hincha que peina canas es muy buena la idea de verlo, otra vez, en los Aromos, pero para el jovencito que hace poco arrancó con el fútbol le va resultar extraño ver al ex entrenador de Liga Deportiva Universitaria de Quito dado órdenes en el Estadio Centenario.

Fossati es un hombre de pocas palabras, de carácter fuerte, sobrio y frontal, y ese carácter podría llevarlo a la gloria o al fracaso.

Peñarol está lleno de viejos mañeros, de tipos que viven de la “chapa” del recuerdo, que hoy por hoy apenas pueden levantar las piernas. El pentacampeón de América, precisa de un recambio ahora, ya, porque la alta competición comienza en cuestión de días, y hay mucho prestigio en juego.

No le será fácil al Flaco, y si no lo logra en este semestre, paciencia manyas, paciencia, lo va a lograr en el otro, siempre y cuando, pueda borrar y armar el equipo a su gusto y placer.

Marcelinho Witteczeck

@lostribuneros

Fijate en

Peñarol brilla y Nacional empata en la jornada 2 del Torneo Apertura uruguayo

En una emocionante jornada de fútbol, Peñarol se alza como líder absoluto del Torneo Apertura …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *