El gobierno chino acaba con el despilfarro en el fútbol

Una actriz número uno en China generó tremendo revuelo al descubrirse que cometió una mega evasión fiscal. Sentó precedente y el fútbol del gigante asiático quedó en la mira del gobierno. Habrá tope salarial y otras reglas.

Fan Bingbing es el nombre de la actriz que generó un revuelo al descubrirse que había cometió evasión fiscal a gran escala; 120 millones de dólares desvió la diva y el estado se enteró, a partir de este hecho, encendieron las antenitas y van por el fútbol, que es el centro del despilfarro y el descontrol fiscal.

South China Morning Post señaló que el gobierno podrá un tope de gastos para los clubes, quienes podrán invertir en futbolistas hasta 180 millones de dólares para 2019, y deberán ir bajando así hasta los 150 en 2021, mientras que los jugadores chinos no podrán ganar más de 1,5 millones de dólares (sin contar el bono), pero no afectaría a los que sean extranjeros e, incluso, podrán contratar hasta cuatro forasteros por equipo, pudiendo estar tres en la cancha y uno el banco.

Todo aquel jugador chino que participe en la selección de su país sí podrá recibir el «bono anual», que no tiene límite.

La idea de la Asociación China de Fútbol es promover un mayor equilibrio entre los clubes, que no podrán tener gastos salariales equivalentes a más del 65% del presupuesto de 2019, del 60% en 2020 y del 55% en 2021.

Si un club fuere pescado in fraganti cometiendo alguna irregularidad, podría perder los puntos y hasta ser expulsado de la liga. Mientras que si lo hacen jugadores o entrenadores, correrían el riesgo de ser suspendidos por tres años.

La actriz Fan Bingbing, había desaparecido en julio y se creyó que había sido secuestrada, sin embargo, meses después apareció y mediante la red social Weibo, similar al Twitter, pero chino, pidió disculpas a los fans. Había evadido arriba de 120 millones de dólares en impuestos.

«Le fallé al país que me alimentó. Yo le fallé a una sociedad que confió en mí. Yo le fallé a mis fans», señaló la joven actriz que, sin querer, hizo ponerle un freno y mayores controles al fútbol.

@lostribuneros