El equipo que hizo temblar al predio de la AFA: Libremente F.C

El esfuerzo, la garra, la perseverancia, el amor propio y el sentido de compañerismo a la larga tiene sus frutos y así sucedió con el equipo de Libremente Fútbol Club; campeones invictos y máquina demoledora de la Categoría E del Fútbol Inclusivo.

Tardes frías y lluviosas de entrenamiento. Penas, angustias, carencias y más condimentos que podrían desmoralizar a más de uno. Sin embargo, el temple de estos gladiadores dirigidos por el “Maestro” Adolfo Salerno López pudo doblegar y poner de rodillas a la adversidad.

Entrenan en el predio de Temperley. Reciben ayuda de los vecinos comerciantes y de allegados. Alguna que otra vez la municipalidad y el hospital Estéves aportó medio de transporte, mientras que la mayoría del tiempo hubo que recorrer el conurbano de una punta a otra haciendo trasbordo entre colectivos y trenes, llegando a tardar hasta cuatro horas en llegar al escenario de juego.

Fueron de menos a más. En su primera participación en 2015 acabaron novenos, luego en los torneos de 2016 y 2017 en la posición quinta, hasta que el destape vino en este 2018 donde destrozaron a quien se les puso enfrente con terribles goleadas y un fútbol que te pone la piel de gallina.

90,48 por ciento fue la efectividad de este equipo que anotó, leé bien, 42 goles y recibió nada más que siete tantos, tres de ellos fue en la final donde hicieron nueve y dieron la vuelta sin despeinarse.

Apenas un equipo se atrevió a robarles un empate, despertando la rebeldía de estos jóvenes que luego, de manera despiadada arrollaron a quien se le ponga enfrente.

En el predio de la AFA pusieron el broche de oro con un fútbol de alta escuela. La pelota bien tratada, puesta contra el piso, variantes, recursos para buscar espacios en el ataque, rotaciones, transiciones, y una defensa muy bien parada con un arquero que, sin dudas, usaba antenas porque captaba cada situación de peligro mucho antes de que esta suceda.

Respecto al juego limpio, los jugadores del “Maestro” Salerno López entendieron bien el mensaje, y en todo el torneo hubo apenas dos amonestados por exceso de fuerza, y no por juego brusco o desleal, mientras que no hubo expulsados.

El equipo: 
“Pacho” Maldonado (arquero); Iván Díaz (capitán), Germán Vallejo, Abel Vallejo, “Rayo” Busto, Lucas Olmedo, “Beto” Viña y el notable Pablo “Cristiano Ronaldo” Bonfanti.

Cuerpo técnico:
Adolfo Salerno López, el “Maestro” (entrenador)
Ariel Gazzaneo (ayudante de campo)
Rossy Palavecino (técnica de logística)
Yanina Olmedo (técnica social)
Marcos Tasso (video)
Mirco Salerno Olmedo (mascotita)

@lostribuneros