Rangers se quedó con el clásico escocés

Una de las mayores rivalidades en el mundo la tienen, por lejos, Rangers y Celtic, ambos de la ciudad de Glasgow. Se vieron las caras por la la primera fase de la Scottish Premier League y el juego acabó en triunfo del conjunto de los “Gers” por la mínima.

Rangers, equipo que tuvo la desgracia de ser desafiliado en 2014 y que debió comenzar desde la cuarta división por una deuda con el fisco británico, tras su retorno a la primera división recién ahora comienzan a volver a la racha ganadora y a pelearle el título a un Celtic que en su ausencia se quedó con todo.

Ryan Jack hizo vibrar a la inmensa mayoría de los aficionados que colmaron el Ibrox Stadium. Su gol llegó al minuto 30 y así quedó.

Transcurrida 20 jornadas, ambos están Celtic y Rangers están cabeza a cabeza con 42 unidades, los primeros en mencionar van ganando por tener cinco goles más a favor.

Kilmarnock es el tercero a un punto de ambos y Aberdeen está cuarto con 38. Son apenas 12 equipos.

El fútbol de Escocia se divide en dos equipos grandes y el resto son de relleno. La última vez que un club que no sea ni Celtic ni Rangers ganó el campeonato fue en 1985, época en que el Aberdeen de Alex Ferguson logró un “bi”.  De allí en más todo es duopolizado por los equipos de Glasgow.

@lostribuneros