Cuba, una isla con fútbol en América

Si de deporte en la isla de Cuba se habla, se refiere indefectiblemente al béisbol, al boxeo y sus grandes campeones, al atletismo. Tal vez al básquetbol o vóleibol. De fútbol poco pero algo. Sí, porque aunque no sea el más practicado ni popular, el de la redonda ha sumado logros en su larga vida, a pesar de ser contados o de poca relevancia, y con un marcado progreso los últimos tiempos: Copas de Oro de la CONCACAF, juveniles, Copas Caribe.

Tanto que el fútbol en Cuba se remonta a 1912, cuando se disputó el primer campeonato del que se tenga registro, ganado por el Rovers AC de la capital La Habana. Recién en 1924 se fundó la Asociación de Fútbol de Cuba (AFC) y se afilió a la FIFA en 1929 (aún no existía la CONCACAF). Así, los Leones del Caribe jugaron en 1930 su   primer partido oficial, en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en La Habana. Fue victoria 3-1 sobre Jjamaica, y la primera de varias seguidas para llevarse el título, su primero en su estreno internacional, con la dirección técnica de Antonio Orobio y el goleador  Mario López. Y en 1934 tomó parte en su primera eliminatoria para un Mundial, el de Italia, donde superó a Haití pero cayó fuertemente ante México.

Pero 1938 fue su primer gran momento, quizá el más importante de su modesta trayectoria. Es cierto que varios rivales prefijados (entre ellos Argentina) desistieron de jugarle una plaza en el Munial de Francia y así llegaron a la cita mayor, pero demostrarían que no estaban de relleno. El 5 de junio le igualaron 3-3 al fuerte Rumania en tiempo suplementario, con dos goles de Socorro y Magriñá, en el Stade Chapou de Toulouse. Esa vez los once cubanos fueron Carvajales; Barquín, Chorens; Arias, José Rodríguez, Bergés; Magriñá, Tomás Fernández, Socorro, Tunas y Sosa, dirigidos por José Tapia. Como debía haber un clasificado a cuartos de final, el desempate fue para los isleños, que tras ir 0-1 vencieron 2-1 por Socorro y Tomás Fernández. Una hazaña que Suecia puso freno al vapulearlos en cuartos 8-0, donde hasta Fernández erró un penal. Pero así quedaron como el primer representante del Caribe en los Mundiales. 

Años de osccuridad pasaron (torneos de la liga estadounidense NAFU, los de la Copa CCCF, no estar en las eliminatorias) hasta que en 1961 Cuba se afilió a la flamante CONCACAF, y en 1965 jugó su primera Copa,, la que hhoy es Copa de Oro, siendo último en la zona Caribe. Dos ediciones después, sin México suspendido, alcanzaron en 1971 el cuarto lugar. Y esa década, además de ganar tres Juegos Centroamericanos y del Caribe, llegaron a los Juegos Olímpicos en Montreal, donde le arrancaron un fabuloso 0-0 a la poderosa Polonia subcampeona. Y en 1979 fueron medalla de plata en los Juegos Panamericanos de San Juan de Puerto Rico al caer 0-3 con Brasil. Entonces regresaron a los Olímpicos de Moscú, en 1980, donde batieron a Venezuela y cayeron en cuartos de final con la dorada Checoslovaquia.

Desde allí y por décadas, Cuba fue lógico convidado de los más grandes, pero tuvo sus dulces. En 1981 fue quinto en la Copa CONCACAF que hizo de eliminatoria al Mundial de España. En 1986 ganó sus quintos Juegos del Caribe, y en 1988 su equipo Subb 16 logró un histórico título regional que le permitió su primer Mundial juvennil en Escocia, que repitió en 1991 en Italia eliminado fácilmente en primera ronda. Ese 91 se colgó el bronce en los Panamericanos que organizó en La Habana, sólo con países del área. Y en 1998 alcanzó su primera Copa de Oro, siendo superado en la rueda inicial por Estados Unidos y Costa Rica.

Como siempre no tuvo la mínima chance de un Mundial, ni siquiera cuando en 2000 el mismísimo Diego Maradona lo fue a ver ante Barbados (1-1) en la ida de la primera ronda rumbo a Corea del Sur y Japón 2002. Pero sí tuvo protagonismo en la Copa de Oro, a la que arribó en cuatro seguidas entre 2002 y 2007, tocando en 2003 los cuartos de final. En 2012 conquistó su segundo título mayor en Antigua y Barbuda, la Copa Caribe ante Trinidad y Tobago por 1 a 0 con gol de Marcel Hernández. Y en 2013 le tocó a la Sub 20 hacer historia al clasificarse a su primer Mundial en Turquía, cuando vencieron a Costa Rica 2-1 en cuartos de final del regional con dos goles de Hernández, aunque luego sucumbieron ante potencias como Portugal y Nigeria en su grupo.

La selección continuó como habitual de la Copa de Oro con cuatro apariciones mmás, siendo cuartofinalista en 2015. Y desde 2018 participó en la nueva Liga de las Naciones, en la que logró muy poco éxito vencido por gigantes como Estados Unidos. Este 2021 iba a presentarse de nuevo en la Gold Cup, en la novedosa ronda preliminar ante Guayana Francesa,pero el gobierno estadounidense no les otorgó las visas y no cumplieron los protocolos contra el coronavirus, por lo que la CONCACAF los bajó del torneo. En este momento ocupa el puesto 179 del ránking de la FIFFA, siendo Arichell Hernández y Maikel Reyess sus figuras y Lester More su máximo goleador con 29 tantos.

¿Y los clubes? Como fue escrito en las primeras líneas, existe el Campeonato Nnnacional desde 1912 y es disputado por 16 equipos que en realidad representan a sus provincias. El actual campeón es Santiago de Cuba, ganador del último certamen en 2019, ya que el 19/20 y 2020 fueron suspendidos por la pandemia de coronavirus. Pero ess Villa Clara con 14 títulos el más exitoso, seguido de Pinar del Río con 7. Este último fue el más destacado en el plano regional, al ser dos veces consecutivas subcampeón de la Liga de Campeones en 1989 y 1990. Hoy los cubanos no participan por diversos motivos de ésta, de la CONCACAF League ni de los torneos de la Caribbean Foootball Union (CFU).

Cuba es una isla de pura belleza, con muchos encantos. Y, aunque no lo parezca, entre ellos con fútbol del bueno.

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros