¡Cristiano Ronaldo es un fenómeno!

Juventus precisaba de una goleada para eliminar a Atlético Madrid de la Champions y apeló a un sublime Cristiano Ronaldo; tres goles, uno de ellos con ayuda del “Ojo de Águila” y que pase el que sigue.

Los italianos debían revertir un 2-0 recibido en Madrid para poder sortear los octavos de final de la Champions League. Cristiano Ronaldo había sido abucheado en el Wanda Metropolitano y se había quedado con la sangre en el ojo.

El peor error del “Cholo” Simeone fue haberle tomado el pelo al futbolista portugués, y éste no es de los que se “borran” en las bravas como sucedía cuando su lugar era ocupado por el “Pipita” Higuaín. Cristiano Ronaldo, por el contrario, se puso el equipo al hombro y anotó los tres goles que precisaban para clasificar.

Juventus fue netamente superior a un predecible Atlético Madrid, que ni con la rebeldía de los uruguayo Diego Godín y el “Josema” Giménez atrás, ni con la magia goleadora del campeón mundial Antoine Griezmann, han podido hacer algo en Turín.

En el minuto 26 de juego la cabeza de CR7 puso el primer tanto del encuentro y precisaban de uno más para forzar el alargue. Los cebras sabían dónde colocar la pelota y así fue, porque nuevamente el portugués ganó de cabeza, pese a que Oblak la sacó de manera magistral, el árbitro, sorpresivamente, paró la jugada para marcar gol. Es que el “ojo de águila” le avisaba que la pelota traspasó la línea. Iban 49′.

Sobraba tiempo para anotar uno más, y como la “iuve” cocina a fuego lento, a falta de cinco minutos para el cierre hubo penal y el luso no perdonó: 3-0.

@lostribuneros