CHELSEA GANÓ CAMINANDO Y ES FINALISTA DEL MUNDIALITO

Chelsea se llevó por delante al Monterrey de México en la semifinal del Mundial de Clubes y con un contundente 3-1 logrado en la fría noche de Yokohama, se aseguraron un lugar en la final contra Corinthians el próximo domingo.

Poco público apostado en las graderías del Estadio Nissan de Yokohama para presenciar el partido semifinal entre Monterrey y Chelsea.

El equipo inglés entró a la cancha con el pie derecho y, por sobre todo, con mucha disciplina táctica, algo que le generó muchos réditos durante toda la primera parte. Desde el vamos los británicos comenzaron a anunciarse; el brasileño David Luiz tuvo su primera oportunidad a los 3’, tras sacar un zapatazo desde afuera del área pero el balón se perdió por encima. Apenas 2’30” el belga Hazard erró un gol increíble al recibir un balón de Oscar dentro del área y en diagonal definió pero la pelota se escapó acariciando el poste.

El juego era un monólogo del equipo inglés, mientras que su contrincante norteamericano se dedicaba a salir por las puntas con toques cortitos pero utilizando las bandas laterales. Recién a los 11’ pudieron llegar con peligro al arco de Petr Cech, cuando el argentino Delgado sacó en remate que fue desviado y esto generó dos córner consecutivos.

Monterrey pagó sus pecados a los 17’ cuando el jugador Mata recibe una pelota dentro del área y no tuvo compasión del arquero mexicano; puso el 1-0 en el mejor momento de su equipo.

Los aztecas abusaron del centro inglés ante un equipo que vive practicando ese juego sábado a sábado ya que proviene del país inventor de esa técnica. Una obviedad tan grande como el continente americano.

David Luiz se paró en la mitad de la cancha en lugar de la zaga central y se encargó de robar cuanto balón pudo, habilitando a los hábiles atacantes quienes ponían en jaque a una más que displicente defensa del Monterrey.

La primera etapa acabó con ventaja parcial para los lodinenses, quienes sin quemar las naves se marcharon al descanso 1-0.

Chelsea arrancó calentito desde el vestuario, luego que tras reanudar el juego, apenas a los 17 segundos y con una ayudita de la diosa fortuna, mandaron el balón al fondo de las piolas por medio del español Fernando “Niño” Torres, quien sacó un remate que se desvió en Mier y terminó en el fondo del arco, coronando así, el 2-0 parcial.

Los ingleses ya tenían medidos a los aztecas y apenas 2’ después le entraron a toda velocidad y tocando, el remate final del español Mata se desvió en el zaguero Chávez y la pelota se mandó al arco, generando así el tercer gol del Chelsea.

Tras el gol británico, el equipo del Monterrey fue el amo y señor del balón, lo monopolizaron de una manera más que elocuente, generaron algunas que otras chances de gol pero el arquero Petr Cech ni se enteró.

Los aztecas demostraron de un juego sin sorpresas y con pocos recursos a la hora de improvisar.

La segunda etapa, luego de los dos prematuros goles, se entró a congelar al ritmo de la helada noche de la ciudad de Yokohama.

Sobre el final el jugador De Nigris puso el gol del honor, un golazo, y esto acabó 3-1 a favor del elenco inglés.

La final del Mundial de Clubes será entre el Chelsea, campeón de la UEFA Champions League, frente al Corinthians, campeón de la Copa Libertadores.

@lostribuneros

 

Fijate en

¿Qué harían Italia, Colombia, Chile, Egipto en este Mundial? 

Se supone que los mejores 31 países del mundo (junto al anfitrión) están por algo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.