Apenas 17 segundos duró en el clásico escocés

El Old Firm es uno de los clásicos más importantes del mundo. Data de 1888. La rivalidad entre Celtic y Rangers, ambos de Glasgow, va más allá del fútbol porque las diferencias religiosas e ideológicas han llevado a que hinchas de ambos conjuntos, décadas atrás cuando todo estaba caliente en Gran Bretaña, peleaban hasta morir.

En esta edición del clásico escocés Kyogo Furuhashi sin dudas está por establecer un récord negativo, si no es que lo hizo. Duró apenas 17 segundos en la cancha luego de chocar con un adversario que le provocó una luxación de hombro. El goleador japonés, estrella de los Hoops, quedó tendido en el campo de juego, siendo reemplazado en el minuto 3 por el griego Giakoumakis.

En la primera parte Celtic golea 3-0.

Fijate en

Se está acabando la paciencia con un Darwin Núñez que no logra destacarse en Liverpool

Se trata del pase más caro de la historia del viejo Liverpool que desembolsó la …