Apenas 13 minutos en la cancha le bastaron al surcoreano Son para hacer un verdadero desastre

Desastre es el término apropiado. Desastre fue lo que el oriundo de Corea del Sur, Son Heung-Min hizo con la defensa de Leicester City en un partido que venía cerrado donde su equipo Tottenham Hotspur se imponía por un cerrado 3-2.

El partido válido por la jornada 8 de la Premier League tuvo una sorpresa agradable para los Spurs tras el ingreso del surcoreano Son que gracias a su magia se llevó la pelota, y Tottenham una goleada que lo sostiene en los puestos de vanguardia.

La estrella de la selección de Corea del Sur ingresó en un momento clave al campo de juego porque la oncena dirigida por el italiano Antonio Conte estaba sufriendo. Tottenham había arrancado abajo apenas en el minuto 6 de juego cuando de penal Tielemans abría para los «Fox». Rapidito nomás, apenas dos minutos después «Huracán» Harry Kane empataba y en el minuto 21 Drier torcía la historia a favor del equipo anfitrión. Cuatro minutos faltaban para el descanso cuando Leicester empataba a dos por intermedio de Maddison.

Ni bien arrancó la complementaria fue el uruguayo Rodrigo Bentancur quien puso arriba a los Spurs nuevamente; incertidumbre en el resultado hasta el minuto 59 cuando Son entraba al campo en sustitución del brasileño Richarlison; minuto 73 y el surcoreano aumentaba a 4-2; minuto 84 y éste ponía las cosas 5-2; minuto 86 y se llevó la pelota porque se mandó un triplete y el juego terminó 6-2.

Tottenham co lidera junto a Manchester City con 17 puntos pero falta jugar Arsenal que de vencer sería puntero exclusivo.

Fijate en

Atlético arriba, Boca pisando los talones ¿Racing dará el golpe?

El fútbol argentino de la Liga Profesional entró en la recta final. Varios equipos, al …