A pura garra y corazón el City lo dio vuelta

Épico triunfo del Manchester City con diez en la cancha; 2-1 abajo estaba con Schalke, en Alemania, pero con dos golazos sobre el final acabó torciendo el destino de este juego válido por octavos de la Champions League.

El “Kun” Agüero había abierto el marcador para los ‘ciudadanos’ en Alemania y daba la sensación de que iban a dar el golpe ante el Schalke 04, pero los teutones ligaron lindo y hubo dos penales a su favor en ese primer tiempo y lo dieron vuelta gracias a la precisión de Nabil Bentaleb.

Para peor, los muchachos de ‘Pep’ Guardiola quedaron con diez en la cancha por la doble amarilla al “Nico” Otamendi en el minuto 68.

Todo era cuesta arriba y parecía que se iban a ir a Inglaterra con una derrota cuestas, pero, al menos, anotaron un gol de visitante.

El tirano tiempo hacía de las suyas; cinco minutos quedaban, y bien les vendría un gol a los celestes para que la revancha en Manchester sea más liviana. Tiro libre frontal, pero lejano. Leroy Sané tomó carrera y le entró de lleno al balón anotado un verdadero golazo. El alma había vuelto al cuerpo.

Faltaba apenas un minuto. El entusiasmo y el fervor se adueñó del City, también la buena estrella. Pelota jugada desde afuera de su área por parte del arquero brasileño Ederson, quien sacó un sablazo cruzado buscando la punta derecha donde corría Sterling, este logró interceptarla, la acomodó y a toda velocidad se la mandó cruzada a Fahrmann poniendo el festejado 2-3.

Ahora, para meterse en cuartos, la oncena del Pep deberá apenas empatar en su feudo.

@lostribuneros