1993: Martinica reina del Caribe

Martinica, departamento de ultramar de Francia, siempre fue conocida por sus bellísimas postales naturales. Muy poco por su fútbol. En cambio, Jamaica, también hermoso paisaje del Caribe, tiene larga tradición. Pero aquel 1993, la historia dio un golpe de escena inesperado y la isla francófona conoció su hora más gloriosa.

Es cierto que el equipo ya había obtenido la Copa del Caribe en los años 80, en 1983 y 1985, pero con pocos y pobres rivales. Ese 93 tomó parte de nuevo en el certamen regional al eliminar a sus vecinos Guayana Francesa y Guadalupe. La cita final era en Kingston, capital de una Jamaica que traía mejores resultados, más allá de ya haber quedado afuera del Mundial de Estados Unidos.

El once de Raymond Destin no era candidato a suceder a Trinidad y Tobago como mejor del Caribe. Pero de a poco lo fue. En la fase de grupos, tras batir 2-0 a Santa Lucía y 3-0 a San Vicente y las Granadinas, se atrevió a derrotar 3-2 al campeón, ganar el Grupo B e ir a las semifinales contra San Cristóbal y Nieves (Saint Kitts and Nevis en inglés), a quien venció por penales luego de que los adversarios le igualaran a un gol en el último minuto. En la otra, los jamaiquinos golearon a los triniteños 3-0.

Y aquel 30 de mayo, el gigante Jamaica y la pequeña Martinica se encontraron en el estadio Nacional de Kingston. Delante de casi 26.000 personas, los Reggae Boys eran clarísimos favoritos. Pero los martiniqueses no se quedaron atrás, a pesar de tener un jugador menos por expulsión de su capitán Dominique Zaïre, y le hicieron tal partido que el 0-0 no se rompió ni en el tiempo suplementario. Luego de 120 minutos, ambos definían inesperadamente por penales el trofeo. Y los visitantes dieron el golpe al ganar la serie 6 a 5 y coronarse contra todos los pronósticos.

Los doce héroes de esa jornada fueron Lagier; Bellemare, Narcisse, Tinmar, Zaïre; Coridon, Valide, Antonin, Sophie; Modestin y Fondelot (Emica 94′). Luego Martinica fue, junto a su vencido, a la naciente Copa de Oro y aunque hizo buen papel con Canadá remontando un 0-2 para empatar, cayó 3-1 con Costa Rica y 9-0 con México. Pero esa pequeña belleza natural era ya la nueva reina del Caribe.

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar   

@lostribuneros