1975: Menotti da a los pibes su primer título internacional en Toulon

0
1388

Habían pasado unos meses desde la asunción de César Luis Menotti a la Selección argentina. Tanto la mayor como los juveniles venían de desorganización y fracasos constantes. Pero ese 25 de mayo de 1975, justo el día de la Patria, de la mano del «Flaco», la albiceleste empezó a escribir una nueva página en su rica historia ganando el famoso pero nuevo Torneo Esperanzas de Toulon, en esa ciudad francesa.

Argentina, que hasta allí sólo había obtenido el Sudamericano Sub 19 de 1967 y por sorteo, participó en la tercera edición del certamen creado en 1967, junto a otros siete países, los que se enfrentaron por eliminación directa. Con un plantel de chicos desconocidos luego claves para el fútbol nacional, debutó el 19  de mayo venciendo a Hungría 1 a 0 con gol de Jorge Forgués a los 25 minutos del segundo tiempo (eran dos de 40) tras gran jugada previa de Rubén Giordano. El 22 la semifinal fue otro triunfo por la mínima sobre México con tanto de Marcelo Trobbiani, que igual que Américo Gallego, Daniel Passarella, Alberto Tarantini, José Valencia y Jorge Valdano serían con el tiempo campeones del mundo. Gallego fue el mejor contra los mexicanos y el once de Menotti fue a la gran final contra el local, Francia, un 25 de mayo, hace 45 años.

El Stade Mayol de Toulon, escenario clásico de las finales, estaba repleto de franceses que alentaban ruidosamente a su equipo. Y el árbitro dirigió muy condicionado por la gente, favoreciendo a los galos, que contaban por ejemplo con el gran lateral Maxime Bossis. Pero en el segundo tiempo, Argentina salió del asedio, dominó y a los 7 minutos, una acción de amagues y paredes entre Giordano y Valdano fue definida por éste ante el arquero. Francia atacó a puro centro el arco de Ricardo Ferrero, pero la nacional aguantó y llegó al 1-0 y al título.

Los pibes que se hicieron grandes esa tarde fueron Ferrero; Van Tuyne, Pavoni, Passarella, Tarantini; Trobbiani, Gallego y Valencia; Salas, Valdano y Giordano, ingresando Quinteros por Gallego y Forgués por Salas.

Luego el proceso de Menotti no paró hasta el título más grande, el de 1978 en nuestro país. Luego vino el Juvenil de Japón en 1979 con Maradona. Luego vinieron otros triunfos, organización, orden, idea de juego. Pero hubo un antes. Un antes poco recordado, no eran Messi, Maradona, Biagini, Aimar. Y sin embargo, esos pibes dieron el puntapié inicial a una inesperada nueva era de gloria.

Fuente: Diario El Ciudadano, Rosario

Imagen de ese título de Toulon tan importante y poco recordado: 

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros

No hay comentarios