PH: El Gráfico

Zurdazo deja victorioso a un Coritiba que se sacó de encima a rival directo por la permanencia

Jornada 24 del Brasileirao que terminó en fiesta y alegría para los casi 20 mil aficionados que se dieron a la cita a apoyar al Coritiba. El Verdao Coxa Branca jugaba un partido con verdadero sabor a final porque su rival de turno Avaí es adversario directo en la lucha por no caer a la segunda división.

Con el debut del colombiano John Cancellor y sin presencias de los uruguayos Jesús Trindade, Pablo García y Gonzalo De los Santos, pero con el argentino Adrián Martínez en la cancha, el Coxa entró enchufado, sabedor que lo único que servía era la victoria.

Si bien el juego fue parejo porque el conjunto catarinense entró a tener la pelota, esperar en el medio y buscar la forma de llegar al arco de Alex Muralha por medio del tremendo Paolo Guerre, poco a poco el equipo dirigido por Guto Ferreira fue tomando las riendas. La joven promesa del fútbol brasileño, Alef Manga tuvo oportunidades que malogró por hacer una de más.

Con varios futbolistas surgidos de la cantera, varios de ellos campeones de la Copa do Brasil Sub 20, los coxa branca partieron para el ataque y el desgaste del Avaí. 79 minutos transcurrían cuando un zapatazo cuya pelota salió llena de efecto por parte de Fabricio Daniel para coronar el tanto que acabó siendo de la vitoria.

No le fue fácil al equipo curitibano porque debió soportar los embates de un rival que sabía que quedaba anclado en la zona del descenso. Para fortuna del equipo vencedor, el tiempo pasó angustiosamente hasta que por fin el referí dijo ‘esto se acabó’.

Vale señalara que Coritiba tuvo un penal a favor a los 9 minutos de juego, sin embargo, el VAR desestimó por lo que el referí anuló la pena máxima.

La victoria deja provisoriamente afuera de la zona de descenso al Coritiba, siempre y cuando el Santos le gane al Cuiabá.

Fijate en

Brasil fue víctima de la maldición de la zona de grupos

Reglas no escritas. Leyes tácitas. Como le quieras llamar. El hecho es que Brasil quedó …