Archivo

Triunfo con sabor a hazaña de Fénix; la Topadora del Sur goleó

La Zona A de la Primera C del fútbol femenino arrancó con todo; goleada de la favorita Claypole en Ensenada y el triunfo con gusto a hazaña de la retornante Fénix en Remedios de Escalada. Tigre ya no es el mismo.

Mucho tiempo de espera. Más de un año y medio debieron aguardar llenas de incertidumbre las futbolistas de la Primera C porque la AFA no se pronunciaba por causa de la pandemia. Finalmente, de buenas a primeras anunciaron que el fútbol volvería, con fecha incluida de comienzo. Así fue.

El día más ansiado fue el sábado 28 de agosto, día en que la pelota se puso en juego en las diversas canchas del ascenso femenino. Por esta Zona A se vieron partidos soberbios, uno de ellos, fue el jugado en Remedios de Escalada donde Talleres recibió a Fénix, que retornaba luego de casi dos años luego de su retiro del torneo en 2019, que terminó en victoria, de atrás, de las «Cuervas».

Uno puede decir, bueno, iban 2-0 abajo las «Aves» y lo dieron vuelta a 3-2, hay mérito ¿pero la hazaña? Es que Fénix debió jugar los casi 100 minutos que duró la brega con once futbolistas, es decir, con las que entraron a la cancha desde el vamos por no tener habilitadas al resto del plantel. Pese a la lesión de la voltante Tamara Soraire, las de Moreno, siguieron para adelante, con la mediocampista jugando en una pierna.

La rebeldía las llevó a las cuervas a mover las redes en tres ocasiones; Micaela Pérez y Mariana Franbatti, habían adelantado a las de Remedios, mientras que Yamila Ruiz, Marianela Luque y Nahiara García dieron vuelta la taba.

La Topadora del Sur, Claypole, no tuvo problemas para golear en Ensenada a la debutante Defensores de Cambaceres. Las Tamberas, que tienen un equipo semiprofesional, caminaron en campo de «Camba» para terminar 3-0 y haciendo precio. Gracias a la actuación de la arquera local, este encuentro no terminó por una goleada humillante.

Tigre, que perdió por penales el ascenso a la Primera B en manos de San Miguel siendo fue una máquina destructiva que logró 16 victorias y apenas dos empates e invicta en el torneo pasado, ya no es el mismo. Varias futbolistas siguieron otros rumbos, obligando a Raúl «Colo» Maiola a barajar y repartir de nuevo. En esta ocasión, en el «Nito San Andrés», las Matadoras fueron empatadas a dos con Chacarita Juniors.

En otro duelo de debutantes Berazategui cayó en casa por 1-0 ante Laferrere, mientras que este domingo por la tarde Cañuelas le dará la bienvenida a Quilmes.

@lostribuneros