Uruguay habla del retorno de Luis Suárez, pero Fernando Morena fue el mayor pase de la historia

Poca memoria o más bien determinados intereses llevan a cierto sector masivo de la prensa uruguaya a manifestar que la posibilidad de que Luis Suárez llegue a Nacional sea la mayor de la historia del fútbol de ese país. Cierto es que el popular equipo tricolor sumaría a un campeón de Europa, campeón liguero y anotador mundialista, sin embargo, hubo un hecho que conmovió a toda una sociedad cuatro décadas atrás: La incorporación de Fernando Morena.

“El Nando” Morena por 1981 era la estrella del fútbol español. Goleador y figura con récord de goles en La Liga, el atacante estaba en su punto máximo luciendo la camiseta del Valencia. A todo esto la hinchada del popularísimo Peñarol sentía su falta.

Los carboneros estaban dando señales de que estaban para campeones del mundo. Eliminados en semifinales de Copa Libertadores en manos del sorprendente Cobreloa, los peñarolenses sabían que si sumaban a esta estrella seguramente en 1982 lograrían ser campeones del Mundo, como sucedió finalmente.

A todo esto era imposible que la institución pudiera desembolsar 1.2 millones de dólares de esa época, hoy hablaríamos de 12 millones de dólares, entonces a los directivos se les ocurrió hacer una campaña para que los hinchas se encarguen de aportar dinero para comprar su pase.

El hecho fue que mediante campañas de radio, TV, medios gráficos y el ‘boca a boca’ millares de uruguayos salieron a las calles a reunir dinero, sea en colectivos, trenes, calles, estaciones de ómnibus, y donde pase una persona, para que aporten para “El Nando”.

Fue tan colosal la movida que los canales de televisión siguieron esto con móviles en vivo. El dinero comenzó a llegar a lo grande. El pueblo respondió. Morena pudo ser comprado.

Peñarol llegó a la final de la Copa Libertadores de 1982. En el Estadio Nacional de Santiago jugaba la finalísima ante el Cobreloa de Calama. Iban 90 minutos de juego. El relator de la TV anunciaba la finalísima en Buenos Aires, más precisamente en el Monumental del Bajo Belgrano, cancha de River Plate, sin embargo, una pelota cruzada cayó en los pies de Morena quien de la nada sacó un latigazo que dejó a los ‘Peña’ 0-1 arriba y a festejar la cuarta Libertadores.

El 12 de diciembre de ese 1982 el gran capitán se subió al podio en Tokio con el título de Campeón del Mundo porque en esa Intercontinental batieron por 2-0 al Aston Villa de Inglaterra.

La llegada de Luis Suárez se da de otra manera. El Pistolero volvería a Nacional en calidad de libre, es decir, sin costarle nada al club, y también porque no tiene grandes ofertas que le valgan la pena. En síntesis, llega de última.

Fijate en

Berazategui 2-3 Rafaela, diez puntos para un partidazo que se jugaba por cumplir con el fixture

El pescado está todo vendido. Faltan apenas dos jornadas para terminar la Primera C del …