Uruguay es una «máquina»

Debut en el Mineirâo de una Celeste que goleó por 4-0 a Ecuador por el Grupo C de la Copa América. Lodeiro, Cavani, Suárez y Arturo Mina en contra, anotaron.

Tremendo baile. Espectacular debut. Uruguay, el mayor ganador de la Copa América, arrancó a todo vapor en Brasil. La selección del «Maestro» Tabárez aplicó las tres «G»; ganó, gustó y goleó.

El debut de Uruguay ante Ecuador en un Mineirâo con poco público fue colosal. Fútbol ofensivo, pelota bien puesta contra el piso y goles y más goles.

Con muchísimo trabajo y una excelente planificación el «Team Oriental» entró al «Magalhaes Pinto» de Belo Horizonte para darle el puntapié inicial al Grupo C.

Los nervios del estreno sin dudas pesan, pero para un equipo experimentado como lo es el uruguayo que, además, tiene a un ‘Maestro’ Tabárez que cumplía 194 encuentros, no pesó nada.

En la previa se estimaba que iba a tratarse de un partido cerrado. Se creía que Ecuador iba a presionar en el medio y a atacar a unos orientales que apostarían a veloces contragolpes. Sin embargo, lo que creímos que iba a plantear el «Bolillo» Gómez cayó por tierra.

La pelota se puso en juego y a los 55 segundos una pifia de la defensa de Uruguay por poco no posibilita la apertura ecuatoriana; Godín la jugó mal para Muslera, y se salvaron por poco.

A partir de allí los celestes se dejaron de «bobear» y se pusieron en el partido. Comenzaron a presionar frente al área ecuatoriana siendo dueños del balón y de cada espacio de la cancha. Bentancur y Vecino cerraban las salidas de los tricolores, mientras que por la izquierda Lodeiro asistía a Cavani y Laxalt se mandaba como acople para que haya varios hombres en el ataque; la derecha estaba integrada por Luis Suárez, detrás suyo Nahitan Nández y se sumaba el «Pelado» Martín Cáceres.

Uruguay, además de poner mucha gente en el área ecuatoriana, hacía bien los relevos, entonces si Ecuador salía de contra, sus intentos quedaban por esa, y así sucedió.

Nada más que 6′ iban cuando Luis Suárez entró por la derecha, la cruzó a la izquierda y el «Nico» Lodeiro se encargó de sorprender anotando el primer tanto.

Ir 1-0 a los 6′ ayudaba mucho. Ecuador trataba de salir con Preciado que trataba de asistir a Enner Valencia, pero eran esfuerzos aislados. Ángel Mena intentaba ser el armador pero duró apenas 29′, y por la derecha corría Luis Valencia, sin éxito porque los uruguayos cortaron todos los circuitos.

La supremacía celeste era notoria; Laxalt, antes del gol había anunciado armando una tremenda jugada y Ecuador se había salvado por poco. En el octavo minuto Ecuador intentó algo por arriba pero ahí apareció Fernando Muslera, siendo esa la única que se puede contar del conjunto del Pacífico.

20′ transcurrían cuando el «Choclo» Quintero le dio un codazo a Nicolás Lodeiro. El referí brasileño Anderson Daronco lo amonestó, pero el VAR le señaló que fue una salida peligrosa e irresponsable, por lo que cambió la amarilla por roja.

Con diez en la cancha Ecuador, que la pasaba mal, comenzó a pasarla peor. Uruguay tocaba, seguía metido en el partido. Había mucha presión y el segundo gol estaba al llegar. Pelota cruzada para Edinson Cavani, taquito y salvada agónica. Tras ese desvío vino un tiro de esquina y Cavani se tomó la revancha, de tijera puso el 2-0.

El juego ya en el minuto 35 estaba liquidado. Uruguay era netamente superior y no subestimó a su adversario sino que jugó como si fuese 0-0. En el minuto 44 vino el turno del gran Luis Suárez.

En el minuto 29 del primer tiempo el Bolillo había tenido que sacar a Ángel Mena por Pedro Velasco para ordenar la defensa y en el descanso mandó a Ibarra arriesgando a Preciado.

Ecuador jugó más lejos en el complemento. Llevó el partido al mediocampo y le quitó la pelota a Uruguay. No incomodaba, pero hacía correr el reloj e impedía que éstos sigan anotando.

Los celestes no canchereaban. Seguían en la misma postura. Salió Nández y entró Pereiro, volante de ofensiva para aportarle juego a Suárez, y de éste vino el cuarto gol en el minuto 78 que fue marcado en contra por el defensor Arturo Mina.

Torreira reemplazó a Lodeiro, golpeado y desgastado, mientras que Valverde ingresó por Vecino.

Uruguay logró un gran debut a puro gol. Mete miedo y genera mucho respeto y saca chapa de posible campeón.

Por este grupo el lunes debutan Chile, el actual bicampeón, ante Japón.

Soccerway

@lostribuneros