Un soberbio golazo le dio el título de Super Copa al Barcelona

Barcelona fue campeón de Liga y de la Copa de Rey la pasada temporada, pero por reglamento, tenía que jugar la final por la Super Copa de España por lo que debió disputarla ante el vicecampeón de copa Sevilla.

La brega jugada a un partido y en África, tuvo muchas emociones. Pablo Sarabia hizo vibrar a buen porcentaje de público que colmó el Grand Stade de Tanger, al abrir para Sevilla al minuto 9′.

El público marroquí no puede quejarse de nada, porque ambos equipos bregaron y jugaron el partido como una verdadera final pese a que no tienen rodaje oficial aún.

Gerard Piqué antes del descanso equilibró el marcador y en el complemento el francés Dembele sacó un zapatazo descomunal que dejó sin asunto al checo Vaclík, en 78′.

Messi y el “Lucho” Suárez quemaban energías, pero no podían doblegar a la dura defensa sevillista. Para mejor, Pablo Machín sacó del campo al defensor argentino Gabriel Mercado para poner toda la carne en el asador.

Faltaba apenas un minuto para el final, y cuando Barcelona se sentía ganador, hubo un penal para Sevilla. El francés Ben Yedder tomó carrera y lo tiró tan anunciado que el alemán Ter Stegen no tuvo que hacer gran esfuerzo para pararlo.

Ernesto Valverde le dio la chance al chileno Arturo Vidal, que debutaba con la camiseta azulgrana, solo que duró poco minutos en la cancha.

Este título es el 13 para un Barcelona que lidera en el histórico tres trofeos arriba del Real Madrid.

@lostribuneros