Terrible golpe de Lyon deja afuera al millonario Manchester City

0
195

Los millones de dólares del grupo árabe no le sirvieron de nada a Pep Guardiola porque su equipo fue derrotado por un Lyon lleno de bríos y con mucha hambre de gloria. En Lisboa el conjunto francés supo donde pegar y ganó por 3-1 ganándose un lugar en las semifinales de la Champions League.

El partido arrancó con altas revoluciones. El Manchester City fiel al estilo del Pep Guardiola comenzó presionando y buscando a tal punto que por poco y no abrió en el minuto dos tras una gran jugada que fue neutralizada por un presto Marcelo que mandó la pelota al córner.

Pero, si creíamos que los franceses iban a especular, estábamos equivocados. Lyon salió a jugar de igual a igual de tal manera que casi provocó un gol en contra de Walker.

En el minuto 11 el juego era tan disputado que el volante Dubois ligó una amarilla. Pero, en lugar de condicionar a los franceses, éstos fueron claros a la hora de jugar. El sistema propuesto por Rudi García funcionó a la perfección porque poblaron el medio, hicieron trabajar como nunca al volante neerlandés De Bruyne.

Por la izquierda se conectaban los africanos Cornet y Ekambi, volviendo locos a los defensores. El hecho de robarle la pelota al City y de, encima, atacarlos, provocó que en el minuto 24 el marfileño Cornet tuvo su premio y la mandó a guardar.

Estando arriba los lyoneses obligaron al City a reaccionar, generando así un partido más que interesente. El neerlandés De Bruyne se puso el equipo al hombro y apoyó al ataque; Sterling no se amedrentó, por el contrario se mandó jugadas de verdadero peligro y por la izquierda Gündogan apoyó junto a un Cancelo que aportaba pero que era neutralizado por los volantes adversarios.

Aprovechando que el Ciudadano iba al frente, de contra trataban los franceses buscar el segundo; Fernandinho debió cortar el juego y ligó amarilla.

Cerca del final el equipo inglés, herido en su orgullo puso contra su área a un Lyon que bien parado no la pasó mal e, incluso, cuando debió aparecer el portugués Anthony Lopes con buenas intervenciones. Terminaron arriba los galos.

El segundo tiempo arrancó como comenzó el partido, con un Manchester City presionando y buscando y con un Lyon atrincherado, ordenado, esperando para salir de contra.

Esta vez el Pep Guardiola hizo variantes tácticas, cerrando espacios para que los galos no le lleguen. Un partidazo estaba jugando el belga De Bruyne, se comió la cancha, poniéndose el equipo al hombro.

Fernandinho, amonestado, fue cambiado por Mahrez, y el equipo apostó al empate. Gabriel Jesús comenzó a moverse y meter miedo por su sector, Sterling se sumaba por el suyo. Tanta presión mostró lo mejor del arquero portugués Anthony Lopes, del Lyon, que sacó pelotas importantes.

De Bruyne, el gran conductor lo hizo todo, incluso la jugada que acabó en su propio gol en el minuto 68, haciendo justicia.

Lyon estaba tirado muy atrás. El City era netamente superior y el segundo gol maduraba. Pero, a Pep Guardiola no le gusta que lo ataquen, parece que el catalán no tiene «Plan B» cuando ésto sucede.

Gabriel Jesús tuvo una chance de gol que lo atajó de manera espectacular Lopes. Acto seguido, con el arco libre tras jugada de Sterling, la agarró de sobrepique y con el arco libre la mandó por arriba.

Lyon que estaba para el cachetazo, con un Dembele recién ingresado, logró filtrar una pelota que fue aprovechada éste hombre que llevaba apenas cuatro minutos en la cancha; definición e inesperado gol.

Restaban once minutos para el final. Lyon daba la sorpresa. Guardiola puso en la cancha a David Silva. Gran jugada del Ciudadano, pelota cruzada para un Gabriel Jesús que tenía el arco libre, ‘Pep’ Guadiola gritaba aliviado el tanto del 2-2, pero la pelota se fue por encima. Insólito.

Errar goles en estas instancias de Champions League es un pecado, más si es sobre el final, por eso de contra Dembele encontró nuevamente la pelota en sus pies dentro del área y lapidó: 3-1.

Lyon mostró jugadores de la calidad de un Denayer, para nosotros de los mejores de la cancha, un Bruno Guimaraês en el medio y un Dembele que cambió el partido con apenas 15 minutos en la cancha.

Equipo compacto, disciplinado y muy pícaro es Lyon, por eso se ganó un lugar en la semifinal luego de diez años.

Jugará lo que promete ser un partidazo; Bayern Munich será su rival por las semifinales.

@lostribuneros

No hay comentarios