¡Tallarines a la vista y que se prepare Boca!

Partido friccionado y plagado de expulsados se vivió en Córdoba. Talleres le ganó por la mínima a Defensa y Justicia y sigue detrás de Boca Juniors. El “Cholo” Guiñazú con más de 40 años de edad desplegó categoría.

El Mario Kempes se vistió de fiesta para ver a un Talleres de Córdoba que está con todo en la Superliga que se ha convertido en el perro de presa de un Boca Juniors, que llegará a Tucumán de capa caída tras la derrota clásica con River por Supercopa.

Por la vigésima fecha la “T” esperaba a un irregular pero batallador Defensa y Justicia con el objetivo de sumar de a tres para comenzar a meterle presión al líder boquense. Con la experiencia del “Cholo” Pablo Guiñazú, la firmeza en el fondo de Juan Cruz Komar y la veteranía del uruguayo Santiago el “Tanque” Silva en el frente, entraron al campo de juego con la mira puesta en la victoria.

Sin dudas, Defensa entró con el mismo objetivo que los ‘tallarines’ y salió a dar batalla. Juan Vojvoda paró al ‘Halcón’ con mucha prolijidad y esmero, de manera, como se preveía, el partido muy disputado con un conjunto de Florencio Varela que dominó las acciones durante los 90′.

Sin embargo, un equipo puede dominar, pero el otro puede ganar. No es una regla esto. Así fue. Los ‘Tallarines’ llegaron en profundidad en el minuto 29′ y el atacante Juan Edgardo Ramírez puso el único gol del partido.

Mucha fricción hubo en la cancha. Ahí nadie quería perder. Todos jugaron a cara de perro y a falta de 8′ para el cierre, el ‘Tanque’ Silva -que no sabía que estaba amonestado- cometió una tontería y vio su segunda amarilla, por ende, la roja.

Con uno menos el equipo de Frank Kudelka debió poner pierna fuerte para resistir los embates de un león herido, como lo era Defensa.

Pero, Lisandro Martínez, que ya tenía amarilla, a falta de 2′ para el cierre vio la tarjeta roja tras una tonta falta en le mediocampo y dejó la cancha furioso; ambos estaban con diez en la cancha.

Talleres cuidó su ventaja parcial con uñas y dientes y trataba que el Halcón no se salga con la suya en el ataque. En tiempo de descuento la suerte estuvo de su lado porque el defensor Alexander Barboza, ya amonestado, se fue expulsado tras un descalificador codazo sobre Fernando Godoy, quien terminó sangrado pero que no tuvo problemas en aceptar las disculpas del brusco rival.

Los cordobeses siguen como escoltas de Boca. Suman 41 puntos y se van asegurando, hasta ahora, un lugar en la Copa Libertadores de América 2019, además, están a solo cinco puntos de un Boca que este domingo juega en Tucumán, ante el local Atlético.

Defensa y Justicia, por su lado, se aleja bastante de la zona de clasificación a la Copa Sudamericana 2019. Tiene 29 unidades y va en la ubicación 13, donde hasta ahora nadie lo puede mover.

@lostribuneros