SAN PABLO SE PLANTA Y JUGARÍA EN EL MORUMBÍ

La directiva del club San Pablo de Brasil comenzó a mover las piolas en la Conmebol para que su estadio Cícero Pompeu de Toledo (Morumbí) no sea suspendido para la disputa de la Copa Libertadores 2013, tras los disturbios ente la seguridad del escenario deportivo y jugadores de Tigre por la final de la Copa Sudamericana.

Los “santos” jugarán la primera fase de la Copa Libertadores 2013 ante el Bolívar de La Paz por un lugar en la zona de grupos y está apurando los trámites y buscando buenos argumentos para que la Conmebol no les suspenda el estadio.

Además de los conocidos disturbios en la zona de vestuarios durante la final de la Copa Sudamericana a principios de diciembre, la hinchada hizo invasión de la cancha para festejar, algo que está terminantemente prohibido.

El departamento jurídico del San Pablo ya tiene planes para defender al club frente a una comisión creada por la Conmebol para ver el caso “San Pablo – Tigre” en enero. En caso de haber una decisión adversa se buscará apelar.

Por las dudas, el club ya comenzó a promocionar su partido contra el equipo boliviano y publicará fecha, horario y precios, dando por descontado que jugarán en el Morumbí.

@lostribuneros

Fijate en

¡Qué sofoco! Argentina lo tenía, se le escapó pero al final lo ganó por penales

Todo un país vibraba al ritmo de los goles de Nahuel Molina y de «Leo» …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.