«Romerito» se tuvo fe

El paraguayo Óscar Romero se torció un tobillo y pidió el cambio ante Independiente, luego se arrepintió y le solicitó al técnico unos minutos más en la cancha; anotó el gol decisivo.

Racing le ganó a Independiente tras 14 años en el Libertadores de América. Fue por la Liguilla rumbo al mayor certamen continental. La nota la dio el guaraní Óscar Romero, hombre que sufrió una dura torcedura de tobillo, que le obligó a pedir el cambio.

Lesionado y en un pié, «Romerito» aprovechó un descuido del rival y con un notable remate puso el lapidario 2-0 sobre el «Rojo».

Es el destacado de este clásico. La «Academia» con el empate en casa se mete en la Libertadores.

@lostribuneros