“¡Viejo fútbol de alta escuela!” dice en una de sus estrofas el himno de River Plate de Montevideo. Así fue, gracias a un pibito de 16 años lograron imponerse en su estadio sobre el popular Peñarol y quedarse con el liderato del llamado “Grupo de la Muerte” del Torneo Intermedio.

La “Dársena” venía de robarle un empate con diez en la cancha a Nacional del Gran Parque Central, y con viento en la camiseta encararon a Peñarol que hasta ese momento compartía el liderato del Grupo A.

Con el veterano Jorge Fossati, viejo lobo de mar, el conjunto de River Plate le hizo un partido inteligente al Carbonero en el Estadio Saroldi de Montevideo.

En la primera jugada de peligro los aduaneros pudieron quebrar el cero. El chiquilín Douglas Arezo, de 16 años edad, aprovechó un error de la defensa peñarolense para poner el 1-0.

Luego, el trabajo debió hacer el club más popular de Uruguay. El arquero Gastón Olivera fue la gran figura del encuentro salvando a los riverplatenses en más de una ocasión.

River fue pura efectividad porque llegó apenas dos veces e hizo un tanto. Peñarol bregó con Lucas Viatri, Luis Acevedo y Agustín Canobbio pero nada pudieron hacer.

En una semana los “peñaroles” jugarán el superclásico ante Nacional.

La victoria de River los deja como líderes exclusivos de su zona y deberán vencer en el “María Mincheff de Lazaroff” a Danubio para adjudicarse el Grupo A y jugar la final con el ganador de “B”.

Por el Grupo B el Plaza Colonia pateó el tablero al derrotar en la Colonia del Sacramento al sorprendente Cerro Largo de Melo. Los colonienses terminaron venciendo por 3-2 con gol in extremis y están cabeza a cabeza con los “arachanes”.

@lostribuneros