River les tiró con los pergaminos a los brasileños

0
200

Poco fútbol, mucha maña, jugadores de categoría y chispazos  le bastaron al equipo de Gallardo para imponerse sobre el modesto Chapecoense por los cuartos de final de la Copa Sudamericana. Carlos Sánchez marcó un doblete, mientras que Pisculichi anotó un gol de antología (Foto: DyN)

Intermitencias, algún susto, errores defensivos y problemas para llegar al arco rival,  pero la calidad y el peso de la historia jugaron a favor de River Plate. Los “Millonarios” se impusieron por 3-1 sobre el modesto Chapecoense y la clasificación a las semifinales quedó a la vuelta de la esquina.

El elenco de Gallardo arrancó avasallante, poniendo frente a su arco al modesto equipo catarinense, que apenas atinaba a sacar balones. River asediaba y el gol estaba al caer en cualquier momento; Carlos Sánchez frotó la lámpara y sacó un tanto a los 19’.

La ventaja parcial del elenco de la banda dio para creer que la brega iba a ser resuelta con facilidad, y con goleada incluida, pero fue apenas una ilusión.  Se tiraron para atrás, y dejaron que el “Verde del Oeste”, se agrande.

Pese a su modestia, y con apenas un par de jugadores experimentados, los brasileños fueron en busca del tanto del empate, e incluso, hasta pudieron tener la chance desde los doce pasos, de no ser que el referí no haya sancionado un claro penal de Kranevitter.

“Chapeco” se tuvo fe, dejó la timidez de lado, logrando empatar a los 37’, gracias a Maranhâo.

Luego del empate, River, con problemas defensivos, trató que los visitantes no den vuelta la historia, logrando ir en tablas al descanso.

En el complemento el “Millo” se tomó las cosas más enserio y salió a buscar el resultado, teniendo en cuenta que la revancha se jugará en la Arena Condal, que es un estadio para no más de 20.000 aficionados.

River presionó, tomó el control del balón y del terreno. Trascurrían 63’, cuando una falta fuera del área, aunque algo lejos, fue perfectamente definida por Leonardo Pisculichi. Éste sacó un notable zapatazo que acabó con la pelota en el ángulo, y el arquero cayendo dentro del arco.

La ventaja parcial ya serenaba los ánimos. No eran más que sus rivales, pero tienen mejores jugadores y un historial de triunfos entre el año pasado y este, que les hace imponer respeto.

El 2-1 no era una buena ventaja, entonces, el uruguayo Carlos Sánchez apareció de nuevo. Entró al área como una tromba y empujó una pelota que le quedó servida.

3-1 acabó el partido, ahora quien deberá poner toda la carne en la parrilla será el equipo brasileño, que además, tiene la preocupación de sumar puntos por el Brasileirâo, ya que está muy cerca de la zona del descenso.

River Plate:
Barovero; Mercado, Maidana, Álvarez Balanta y Casco; Kranevitter; Sánchez y González; Pisculichi; Mora y Driussi. DT. Marcelo Gallardo.

Cambios: Viudez x González, 61’; Martínez x Pisculichi, 73’; Ponzio x Kranevitter, 83’.
Goles: Carlos Sánchez, 19’ y 86’; Pisculichi, 63’.

Chapecoense
Danilo; Apodi, Vilson, Neto y Dener; Gil y Cléber; William, Camilo y Maranhâo; Túlio de Melo. DT. Guto Ferreira.

Cambios: Ananias x William Barbio, 45’; Tiago Luis, 74’.
Gol: Maranhâo, 37’.

Referí: Julio Fuentes (Uruguay)
Estadio: Monumental “Antonio V. Liberti”, Buenos Aires.

@lostribuneros

No hay comentarios

Dejar respuesta