Rafael gritó campeón como en la tierra

0
87

Este domingo exactamente hacía un mes que Rafael había partido de este mundo. Desde entonces, el caracterizado canoso alto y fanático de Boca no se perdió un partido de los de Miguel Angel Russo por esta Copa Maradona. Cuatro días después de llegar a su nueva casa, gritó aquel 2-1 agónico sobre Independiente. Con su inseparable radio recostado sobre una almohada también siguió el superclásico y vibró con aquel 2-2. Y esta noche de San Juan, qué decir cuando el xeneize, su xeneize, ganó el título en la definición por penales ante Banfield. 

A su alocada manera de seguir un partido, «Fule», como lo conocen sus más cercanos, hizo fuerza otro domingo más. Callado estaba cuando Boca no arrimaba peligro, de vez en cuando insultaba, aún a riesgo de que su Dios se enojara. Palpitaba cada chance azul y oro casi gritando gol antes. Y estalló de alegría con el bombazo de Cardona. Ya saboreaba el triunfo, justo un mes de mudarse de casa, cuando Banfield empató en la última jugada. Y su característico «la p… que los p…» se escuchó por todo el cielo. 

Dios podría haberse enojado por eso. Pero como «Rafa» es tan bien considerado por Él, el Padre le perdonó todo. Y decidió hacerle el más lindo regalo: Boca terminó ganando 5-3 la Copa Maradona. También a su estilo, Rafael se emocionó con lágrimas: «Grande Boca c…, yo sabía, campeón». Y enseguida pidió un teléfono para llamar a sus hijos, que viven en la tierra, y compartir con ellos la felicidad de otro campeonato boquense. Habló con Diego, el menor de sus tres, y ambos se emocionaron, cada uno desde su lugar. «¿Viste Boca, qué grande?», dijo rebosante de sonrisa. Diego le contestó «sí, qué bárbaro, qué forma de sufrir, ¿estás contento?» «Qué te parece, lo grité como loco». 

Sí, Rafael lo vivió así, a lo loco. A lo auténtico hincha de Boca. Aunque ahora lo escucha desde el cielo, lo gritó como hacía en la tierra. 

Diego  Martín Yamus. 
diegoanita@hotmail.com.ar 

@lostribuneros

No hay comentarios